Valiosos programas para Windows de uso diario

Como ayer (el viernes) estuvimos con ese artículo de “Aclarando sombras del Big Crunch” y fue una cosa pesada y fangosa pero que había que hacer, hoy vamos a desengrasar con algo más ligero pero también de utilidad. En concreto, os voy a presentar una lista de pequeños programas que utilizo en Windows y que me resultan muy valiosos. Vamos allá.

Preferiría usar Linux en mi día a día, pero la verdad es que estoy hasta el cuerno de intentar hacerlo funcionar con la facilidad con la que me funciona Windows: que me detecte que monitor externo, que me funciona la tarjeta de red, etc. Aunque amo a Linux y el software libre en general, estoy en una fase en la que para mí el ordenador es una herramienta y lo único que le pido es que funcione. Es por eso que uso Windows en mi día a día.

Mencionar que uso una copia del mismo que me regaló en su momento Ángel Alegre cuando vino a pasar unos días a mi casa hace unos años. Él había estado trabajando en Microsoft y tenía varias copias disponibles y me regaló una. Un abrazo desde aquí, Ángel. Gracias. Recomiendo también su trabajo y en particular su podcast: “Una vida a tu medida“.

De Windows me molestan muchas cosas. Tal vez, la que más, es lo poco configurable que resulta. De entrada viene con muchas cosas que no me resultan de utilidad y por tanto me estorban, así que las he ido quitando. Por contra, por fin Windows 10 viene con escritorios virtuales. Echo en falta un atajo de teclado para enviar las ventanas de un escritorio al otro pero me apaño bien con lo que hay.

Incluso así, hay algunas funcionalidades del sistema que, o bien se quedan cortas o bien son inexistentes. Windows funciona en general bien, especialmente comparándolo con versiones anteriores. Ha venido mejorando, y eso lo valoro y lo aprecio. Para las cosas que he echado a faltar, he tenido que encontrar programas que me proporcionen esa funcionalidad, y una lista de estas cosas es lo que quiero compartir con vosotros en esta ocasión.

Capturar la pantalla: Greenshot

Cuando empecé a trabajar como programador dando soporte a los clientes en mi antigua empresa, rápidamente necesité hacer capturas de pantalla para enviar y mostrar a los clientes a qué me refería específicamente.

Windows cuenta con una herramienta para este propósito pero, cuando quise hacer un círculo o un cuadrado para marcar algo, me encontré con que lo tenía que hacer a mano alzada y el resultado era un churro muy poco profesional. Investigando, encontré una solución muy funcional: Greenshot.

Greenshot permite capturar la pantalla completa o una parte de la misma con toda una plétora de posibilidades: se puede guardar rápidamente con una serie de opciones por defecto, se puede editar y malear la imagen de muchas formas diferentes y también ofrece muchas más opciones de las que necesito. Igualmente, es mi programa para hacer capturas por defecto.

Ajustar el brillo del monitor: ClickMonitorDDC

Cuando empecé a trabajar en la empresa a la que me refería anteriormente, mi puesto de trabajo estaba situado de tal manera que mi pantalla quedaba contra la ventana. Esto resultó rápidamente ser un problema.

Al empezar la jornada de trabajo había oscuridad en la calle. Más tarde salía el sol y la iluminación iba cambiando. A mediodía alcanzaba su máximo de brillo. Al final de la jornada era de nuevo oscuro. Sin embargo, mi monitor estaba siempre brillando al mismo nivel. Eso me resultaba increíblemente molesto: o bien brillaba demasiado al principio y al final de la jornada o bien aparecía demasiado oscuro al mediodía.

Me costó encontrar una solución a esto, y cuando la encontré fue un enorme alivio para mí: ClickMonitorDDC.

Este programa se instala y añade algunas entradas a la bandeja de tareas, en particular algunos controles para el brillo, el contraste y la saturación del monitor, aunque tiene más opciones como, por ejemplo, la gestión del volumen del sonido del ordenador.

En mi barra de tareas, a la derecha del todo, aparecen dos números. El primero es el brillo del monitor y el segundo el volumen del sonido. Si pongo el cursor sobre uno de ellos y hago girar la rueda del ratón, su valor varía. Eso me permite ajustar el brillo del monitor fácil y rápidamente a medida que la luz del día va variando, así como el volumen del sonido.

¿Cómo os explico el valor, en términos de salud para mis ojos, que poder cambiar el brillo del monitor me ha aportado en este tiempo?

Sencillamente enorme. Quien alguna vez se haya sentido golpeado por el brillo de un monitor sabrá de lo que hablo.

Bajar el brillo más allá del límite: Dimmer

Incluso así, me he encontrado que, a medida que cae la tarde y todo oscurece, en el rincón en el que estoy carezco de una luz exterior e, incluso bajando el brillo del monitor hasta el cero, la pantalla sigue emitiendo demasiada luz. No creía que esto pudiera tener una solución, pues suponía que dependía de los límites de configuración del monitor, pero he encontrado un programa que, de alguna manera, tal vez jugando con los colores, proporciona este efecto: Dimmer.

Ahora, por las tardes, cuando la luz exterior baja mucho y poner el brillo del monitor a cero se queda corto, puedo activar este programita y bajar todavía más el brillo, lo que me permite seguir trabajando en la penumbra relajando mucho más mis ojos y el resto de mi ser a la par.

Tiene algún inconveniente que todavía estoy solventando, como que no se puede instalar y tengo que ejecutarlo cada vez, pero en general es una bendición para mí.

Fondos de pantalla diarios: Bing Wallpaper

Por último, para tener un fondo de pantalla fresco de calidad cada día, encontré Bing Wallpaper, una solución de Microsoft con bellísimas fotos de paisajes y naturaleza que son una gozada de ver. El fondo cambia automáticamente cada día. Una maravilla.

Despedida y cierre

Y hasta aquí la columna de hoy con este tema informático y ligero.

¿Qué otros programas de este corte para Windows utilizáis en vuestro día a día?

Para descansar de las horas de ordenador, qué mejor que salir a dar un paseo por la naturaleza.
Aquí en el Schloss Nymphenburg, donde han drenado los canales.
1

#programas#utilidad#valor#windows

Respuestas

  1. Ed - 26 de octubre de 2020 @ 22:52

    Me gustan de vez en cuando estos post frikis distendidos.

    Windows funciona muy bien. Nada que ver con los cuelgue y pantallazo azules de hace 20 años que a muchos nos hicieron pasarnos a Linux.
    Siempre hay un programa para cada necesidad.

    Yo alterno windows o linux indistamente según la empresa en la que trabaje. Prefiero Linux, pero en la última me dieron un windows y por pereza y no formatearlo me tiré 5 años en windows sin problemas. Empezó a ir lento y le resinstalé Linux y uffff que agustito estoy ahora con mi Linux.
    Windows es como vivir en un hotel o comer de menú del día, está muy bien pero nada vivir en tu casa con todo personalizado a tu gusto 😉
    Para los que pasamos 10 horas al día con el ordenador como herramienta de trabajo es importante sentirnos cómodos.
    Para un ofimática básica, Windows estás muy bien (Linux también y te quitas problemas de malware y virus). Para ordenadores muy viejos, Linux les da una segunda vida.
    Para usuarios con pocos conocimientos de informática les da igual Windows que Linux, No veas como navegan las abuelas y mis tias a las que les instalé Linux 🙂

    Ya que has puesto los programas valiosos que usas en Windows, voy a decirte mis alternativas en Linux:

    – Captura de pantalla: Flameshot (viene paquetizado en Ubuntu oficial), el desarrollador es español. Le hice una donación a través de su página web porque lo uso a diario. Prefiero explicar cosas con una imagen mejor que con mil palabras.

    – Brillo del monitor: Flux. Las ultimas versiones de Ubuntu (igual que android) traen algo similiar integrado en la barra de tareas y cambia automáticamente la temperatura del color segun la hora.

    – Fondo de pantalla: Ninguno, me distrae

    Otros:

    – Firefox y Chromium. Me gusta usar un segundo navegador para navegar sin estar logeado en ningun sitio (correo, redes sociales, herramientas del trabajo,…). Me siento mas seguro sabiendo que no tengo cookies que me tracken. Al cerrar la sesion se borra todo.

    – Sublime Text: como editor de texto para notas rápida (aunque se usa mas para programar). Suelo tener decenas de pestañas abiertas (como si fuese un navegador), y escribo en ellas como si fuese un cuaderno. Lo mejor es que no tener que preocuparme de salvarlas a disco. Cuando reinicio el ordenador, todas las pestañas están tal y como las dejé.

    – Microsoft Visual Studio Code. Para evitar ficheros de programación. Es muy bueno. Nunca he sido amigo de Microsoft ni usado IDEs, pero “algo tendrá el agua cuando la bendicen”. MS está haciendo algunas cosas sorprendentes últimamente.

    – Gitkraken: Herramienta visual para gestionar GIT. Es comercial, pero es lo primero que me recomendaron cuando empecé a usar GIT, me he acostumbrado a sus interface y me cuesta cambiar, pero podría usarlo por linea de comando o usar otro software,

    – Dropbox: Imposible vivir sin tener mis ficheros sincronizados entre dispositivos y con copia de seguridad (vivimos tiempos de ransomware)

    Salvo programas muy concretas de mi trabajo, apenas uso mas software generalista que el que viene ya instalado en Linux.

    ¿Que usáis el resto de lectores de ESDLV?

    • Javier - 27 de octubre de 2020 @ 10:31

      Windows también trae un control del brillo en el lateral de notificaciones, así como un modo nocturno que cambia la temperatura de la imagen, pero el control del brillo no me funciona en el monitor externo. De ahí los programas que menciono.

      • Dani - 27 de octubre de 2020 @ 21:25

        Antes de nada, voy a disculparme por utilizar este post y sus comentarios para pedir algo de ayuda a Javier y Ed y a quién tenga a bien arrojarme algo de luz… (si no lo consideras oportuno, puedes borrarlo Javier)

        He comprado un portátil para un amigo (Sí, me he metido en este fregao…) y viene sin windows (con freeDOS, que llaman ahora a esta jodienda) y he comprado el windows aparte.

        Y ahora me encuentro con un portátil sin disquetera y con un windows en DVD.

        Y claro, yo soy de apple (hace años que no instalo windows)

        He pensado que la solución es crear un pendrive con la imagen del W10. Pero no tengo ni idea de hacerlo. Tendría que ser en algún PC del trabajo porque en casa todo es ya sin disquetera.

        Me podéis ayudar a saber qué programa necesito y una línea de trabajo para lograr mi objetivo?

        Gracias 🙂

        • Ed - 27 de octubre de 2020 @ 22:40

          Hola Dani

          Yo también hace muchísimos años que no instalado un windows. Creo que directamente te lo puedes descargar desde la web de Microsoft la ISO para copiarla en un pendrive e instalar

          https://www.microsoft.com/es-es/software-download/windows10

          Durante la instalación te pedirá el número de serie que puedes poner el venga en el DVD que compraste.

          En mi curro cuando se compran licencias de Windows, directamente nos llegan sobres solo con el nº de licencia.

          Suerte

          • Dani - 28 de octubre de 2020 @ 07:26

            Gracias Ed,

            Voy a seguir los pasos!

        • Javier - 28 de octubre de 2020 @ 16:09

          Te agradezco que hayas pedido permiso, Dani. Aquí está el blog para servirte.

          Aquí tienes una guía del proceso:
          https://www.xataka.com/basics/como-crear-un-usb-de-arranque-en-windows-10

          Yo tuve que realizarlo hace poco y funcionó fácil, aunque lleva algo de tiempo porque tiene que descargar mucho. Yo no tuve que introducir el número de serie, seguramente porque lo hice desde un Windows ya.

          ¡Suerte!

          • Dani - 28 de octubre de 2020 @ 16:48

            Gracias y Gracias Javier,

            Estoy ahora mismo en ello, a ver qué tal!!!

Deja una respuesta

Tu direción de email permanecerá oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).