Prosperidad económica

Luqui se despierta de la siesta de mediodía y Daniela opina que es el momento de darle de comer. Aprovecho para dejarles hacer y sentarme un rato a escribir la columna de hoy. Vamos a ver cómo de lejos llego.

• • •

Batiburrillo de recuperación

Jueves y viernes estuve sin escribir y, por tanto, sin publicar. Hoy es sábado, y aprovechando la siesta matutina de Luqui, que últimamente suele ser la única, dedico media hora de mi preciado tiempo como padre para practicar el noble arte de la comunicación y, en particular, la escritura. Vamos allá.

• • •