Prosperidad económica

Luqui se despierta de la siesta de mediodía y Daniela opina que es el momento de darle de comer. Aprovecho para dejarles hacer y sentarme un rato a escribir la columna de hoy. Vamos a ver cómo de lejos llego.

Al hilo de que esta semana he completado por fin mi perfil de Preply como profesor de español, quería hacer una entrada acerca de ganar dinero, ese asunto.

Dado que soy una persona bastante transparente, en el sentido de honesta tirando incluso a sincera, quisiera hacer el asunto aquí lo bastante blanco sobre negro como para que las cosas queden bien claras.

La propuesta inicial: estar ganando 1.000 euros al mes (brutos) antes de que acabe el año.

Pero vamos por partes.

Hace unos años me hice una hoja de cálculo con gastos e ingresos. Estuve llevando esto al día durante tres años, lo que me dio aprendizajes y herramientas para tener una muy buena intuición de qué entraba, qué salía, de dónde venía y adónde iba, que viene a ser el ABC de la economía doméstica y de la consciencia financiera.

Me di cuenta de que tenía un cierto don para ello. Mi padre era economista, así que tal vez viniera de ahí. Tenía, de manera intuitiva, una idea muy aproximada de ese ABC que mencionaba antes.

Este año, en enero, empecé de nuevo esa hoja de cálculo. Llevo los meses de enero y febrero hechos, y pronto cerraré el mes de marzo.

Enero y febrero son dos meses duros, de ahí, entre otras cosas, lo de la cuesta de enero. En febrero también hubo alguna cosa especial a nivel de gastos, en particular para mí como recién mudado. Pero basta de palabrerío; ¿en qué se traduce esto? ¿Cómo lo bajamos a tierra?

Pues mira. En enero pagamos el seguro del coche, cuya parte me costó 400 euros. Además de eso, vivo en una bonita casa con un pequeño jardín. Mezclándolo todo un poco, estoy en el paro, así que aquí en Alemania tengo que costear de mi bolsillo el seguro médico, el equivalente a la seguridad social, para lo que estoy desembolsando 200 euros al mes. En febrero compramos el sofá. Mi parte ascendió a 450 euros. Comer y vivir en Alemania… canela fina.

En resumidas cuentas: entre 1500 y 2000 euros de gastos mensuales en lo que llevamos de año.

¿Ingresos? De momento estoy en unos 100 euros mensuales que recibo de Manuel a cambio de las clases de alemán que le doy y el tiempo que dedico a corregirle las redacciones. Espero que a Manuel le parezca OK que comparta aquí esta información.

En fin, es una lástima que hoy venga un poco aprisa y corriendo con esta columna, como muchas otras, pero más vale así que dejarla en el tintero.

Afortunadamente, y esto es algo por lo que me puedo sentir bien agradecido, tengo dinero como para estar unos años sin trabajar, lo que me permite iniciar esta nueva fase con calma y con tranquilidad; fase que empiezo ahora porque, hasta hace poco, estaba poco más que para quedarme en la cama todo el día.

En los últimos años trabajé conduciendo coches y programando en PHP. Sólo Dios y yo sabemos lo mucho que me forcé a hacer esas cosas y lo que me costó hacerlas. Por poner un ejemplo, gran parte de mi tiempo como programador iba a la oficina cada mañana aguantándome las lágrimas. Hoy, afortunadamente, puedo pensar en el trabajo como algo agradable y atractivo que hacer.

Así, quiero empezar a compartir con vosotros esta nueva parte del camino, la parte en la que estoy lo suficientemente bien como para comenzar a trabajar disfrutando del proceso en lugar de forzándome a ello, como en los últimos 30 años, con momentos en los que me preguntaba cómo haría para salir de la cama e ir a través de ocho horas de trabajo.

Y la intención es ganar dinero, y ganar dinero suficiente como para costear holgadamente mi vida, que es poco más que una vida normal. Para pagar el alquiler y comprar electricidad, agua, calefacción, comida, ropa, muebles… en fin, hacer una vida normal.

Ya os he dicho dónde estoy y adónde quiero ir: 2000 euros al mes… netos. Con los impuestos en Alemania, la cosa estaría más por 3000 euros al mes. Para unos es mucho, para otros es poco… Para mí, hoy mismo, saliendo de la miseria espiritual, con la misión de ganarlos de manera sostenida y disfrutando del proceso por delante, es un abismo.

¿Cómo hago para llegar a los 1000 euros al mes antes de que acabe el año? ¿Cómo lograrlo antes del verano?

Lo voy a dejar aquí, y en esta columna habremos sentado las bases de esta nueva etapa. En próximas entradas podemos hablar acerca de dinero, de creencias, de valores, de cómo se gana el dinero y por qué. Y por el camino, podemos ver cómo llevar todo esto a la práctica, que de eso se trata.

Un saludo y gracias por acompañarme en el proceso.

4

Comentarios

10 respuestas a «Prosperidad económica»

  1. Avatar de Vince
    Vince

    He vivido ERES (expediente de regulacion de empleo, reducción de jornada) pero desde 1998 nunca estado en paro. Creo que me causaría bastante estrés ver el tiempo pasar y sin nada en la casilla del “haber” mensual.

    Por otra parte, teniendo ahorros suficientes y controlando los gastos mas un porcentaje por imprevistos entiendo que se sabe de cuanto tiempo dispones para conseguir un trabajo. Si son varios años no creo que te suponga problema, y menos en Alemania.

    Pienso que lo complicado es saber en que tipo de trabajo invertir el esfuerzo de la búsqueda….

    Eso lo tienes claro?

    1. Avatar de Javier

      Al principio me estresaba mucho. Con el tiempo he aprendido a tomármelo con más calma.

      Lo que más me atrae ahora mismo es trabajar como freelance o montar mi propia empresa, pero de eso ya iremos hablando.

      Vince, te estás destacando en la clasificación! 😉

      Gracias.

  2. Avatar de Ed
    Ed

    Ánimo! Reto complicado llegar a los 3.000€ partiendo de cero. Ojalá las cosas fuesen como la peli de Rocky, que es un piltrafilla y 5 minutos después entrenar con el Eye of the tiger ya está listo para ganar el campeonato del mundo.
    Javier, te mando ánimos, pero no puedo mandarte consejos desde el pozo laboral y personal en el que estoy ahora.
    Verme en el podium del ESDLV Play es mi mejor triunfo del día de hoy. Gracias Javier

    1. Avatar de Javier

      Bueno, los 5 minutos de Eye of the Tiger representan meses de duro entrenamiento. ¡Vamos con ello!
      Gracias, Ed. Pues oye, salgamos juntos. 🙂
      Claro que sí, eres uno de los mayores contribuyentes del sitio. Gracias por ello. 🙂

  3. Avatar de Manuel
    Manuel

    Llevaba tiempo sin poder leer el blog. Ahora que estoy esperando mi vuelo puedo dedicarle un rato.

    Yo también llevo una hoja de cálculo, en mi caso comenzó más como un kakebo (https://en.m.wikipedia.org/wiki/Kakeibo) y ahora es un monstruo que da miedo ver (aunque son solo números, formulas y gráficas tres cosas que me encantan).

    Llevo un tiempo dándole vueltas al tema de la fuente de ingresos. To tengo básicamente dos, pero están muy descompensada: una me proporciona el 99% de mis ingresos y la otra el resto y estoy intentando cambiar esto. Mi propósito a 5 años es tener una distribución 65-35, pero si hablamos de un marco temporal más corto este año el objetivo es llegar al 5-8% para mi fuente secundaria.

    1. Avatar de Javier

      Gracias por el aporte, Manuel. Regístrate, hombre. ¡Acabas de dejar escapar diez puntazos!

      ¿Cuál es tu fuente secundaria, si puede saberse?

      1. Avatar de Manuel
        Manuel

        Principalmente acciones. Invertí en un par de empresas hace años y obtengo algunos dividendos. También doy de vez en cuando clases y esta parte es la que quiero desarrollar (quizá grabarme y vender el curso en alguna plataforma)

        1. Avatar de Javier

          Interesante. Me pregunto qué empresas…

          Y das clases! De qué? Qué interesante!

          1. Avatar de marrabal
            marrabal

            En mi primer etapa laboral parte de los beneficios extra del puesto incluía un paquete de acciones. Algunas de ellas siguen dándome beneficios que suelo invertir en más acciones (de las mismas u otras empresas).

            Las clases suelen ser en cursos sobre gestión de proyectos, SCRUM o product management. Ciertamente con el tema Covid ha bajado un poco el ritmo (al no ser los cursos ya presenciales cubrir bajas o ponentes que no podían acudir en las fechas programadas es más difícil)

            1. Avatar de Javier

              Ostras, qué interesante, Manuel!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *