¡Mi primer vídeo!

Por fin me he animado, he superado las adversidades tecnológicas y, con ayuda de mi ordenador y del resto del equipo, he conseguido grabar y subir mi primer vídeo. Dios, ¡qué miedo!

Para suavizarme el trago me lo he montado en plan gamer profesional y me he puesto a jugar a la demo de un videojuego bastante antiguo.

Sin más prolegómenos (guiño, guiño), os copio aquí la descripción que he incluido en el vídeo e incrusto el mismo.


Este es el vídeo de inauguración del canal, al menos en esta nueva fase. En él juego a la demo del videojuego “Sam and Max hit the road”, un juegazo de la época de las grandes aventuras gráficas tipo Monkey Island o las de Indiana Jones.

Entrada del juego en la Wikipedia (¡del 93!): Sam and Max hit the road

Es la primera vez que hago algo así, de modo que es casi un milagro que haya salido algo decente. Todo ha sido más o menos adecuado y hasta medio profesional. Lo único que me queda por mejorar para la próxima, y de entrada, es el volumen del juego, que yo lo oía extremadamente alto y en la grabación apenas se oye.

Por lo demás, exploramos la demo del “Sam and Max hit the road” y pasamos un buen rato resolviendo algunos de los puzzles y, lo más importante, ¡por fin he subido un vídeo!

Toma nivelazo de gamer profesional

¡Feedback constructivo, please!

Os propongo encontrar un nuevo juego al que jugar en la página de juegos clásicos del Internet Archive.

¿Cuál podría ser el siguiente?

1

#demo#retro#videojuego#YouTube

Respuestas

  1. Ed - 20 de octubre de 2020 @ 01:26

    No dejas de trabajar ni en fin de semana 😉 Cada día aprendes una nueva habilidad.
    Para ser el primer video en directo está genial. No me dió la impresión de que la webcam tuviese mala calidad (me interesa mas el contenido que la forma).
    El tema del sonido del juego seguro que lo mejoras al segundo intento.

    Cuando veo cosas como el streaming de videojuegos noto que me he convertido en un viejo con cuerpo de joven. Mis hijos se pasan horas viendo en youtube partidas, me parece el culmen de la vaguería, ya ni se esfuerzan en jugar ellos mismos y estrujarse el cerebro. En el fondo es como ver Gran Hermano o cualquier otro programa de TV. Es vivir vidas ajenas en lugar de la propia. Está bien para un desconectar un rato, pero no tantas horas… supongo que mis padres opinaban lo mismo cuando no salia de mi cuarto leyendo o jugando videojuegos.

    Reconozco que vi el video de Phasmaphobia y me entretuve un rato pero no tuve tiempo libre para verlo entero (o decidí emplearlo en limpiar la cocina). Lo mismo me ha pasado con el tuyo de Sam and Max, vi todos los preparativos técnicos pero el juego no me enganchó como si lo jugase en primera persona, en seguida salté al final, cuando se cuelga el juego (menudo fastidio, cosas del MS/DOS)

    Hace mas de 20 años que no juego a un videojuego, en su momento creo que los jugué a todos. Cerraba lo ojos y veía pixeles, soñaba en escenarios de videojuegos. Ahora me daría pereza tener que hacer las “misiones” de un videojuego tipo los SIMs, bastante “misiones” tengo en mi día a día (currar, cocinar, estudiar…) .
    Me he hecho mayor, o tengo otras obligaciones, o es miedo a volver a engancharme a un juego, o dar mal ejemplo en casa… pero en el fondo te envidio por sacar el niño que llevas dentro y disfrutar jugando a videojuegos sin complejos. ¿Porque no hacer lo que te hace feliz? ¿En que momentos dejamos de ser niños?

    • Javier - 20 de octubre de 2020 @ 11:02

      Gracias Ed. Te agradezco la sinceridad de tu comentario.

      Gracias por el feedback. Me parece que la cámara saca 480p y, al estirarla a 1080p, queda una imagen muy burda. El sonido lo corregí ya en un segundo vídeo ayer que salió rana, ya explicaré por qué.

      También me siento un viejo en este contexto, es una pasada. Lo noto entre otras cosas en lo difícil que me resulta decir “gaming” o “streaming”. Son cosas tan nuevas que me rechinan.

      Tuve una época de darle al Starcraft varios días completos seguidos. Me asusté cuando, a la tercera noche, me fui a dormir y cerré los ojos y veía las naves y oía los sonidos del juego.

      Y sí, me parece fenomenal eso de las “misiones” del día a día. Así me lo quiero tomar yo también.

      Bueno, dar mal ejemplo en casa… Tal vez pueda ser una oportunidad para conectar mejor con tus hijos…

      Complejos he tenido muchos durante esta experiencia, pero me lo he pasado muy bien. No significa necesariamente que lo vaya a seguir haciendo “a piñón”, pero desde luego sí que quiero explorarlo un poco.

      Un abrazo 🙂

Deja una respuesta

Tu direción de email permanecerá oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).