Django al carajo

El otro día hacíamos un pequeño juego: a ver quién adivinaba a qué me refería con eso de “Django desencadenado”. Adrián fue el único que nos dejó saber si había acertado o no, y no lo hizo. Hoy, si hiciéramos de nuevo un juego al respecto del título, seguro que muchos acertaríais a lo que me refiero antes incluso de dar más detalles.

Apenas un par de días laborables he tardado en recibir una respuesta a mi interés por el puesto de trabajo de desarrollo con Python y Django. En un breve, franco y agradable email en forma de sapo, mi interlocutor me ha hecho saber que declinan mi interés. La verdad es que me lo he tomado bastante bien.

Me lo he tomado bastante bien porque, en lo que llevamos de mañana, apuntando ya hacia el mediodía, ya he estado llorando un par de veces.

Entre las cosas que más me importan en la vida se encuentra terminar de destorcer ese grupo de vértebras, entre la región cervical y la torácica, que llevan 30 años permitiéndome explorar el infierno. Al margen de eso, me importan pocas cosas, y se trata más de personas que de cosas.

Muevo huesos, alivio tensiones de tres décadas y encuentro la manera de llorarlo un poco más. Compruebo que puedo respirar todavía un poco más profundamente sintiendo todavía un poco menos de dolor. Buf.

Es una lástima, sí, es cierto, que el Django se haya ido al carajo. Pasé un par de días emocionado leyendo artículos en Internet acerca de cómo funciona: la estructura Modelo-Vista-Controlador, el sistema de plantillas, ese Python reluciente haciendo cosas molonas… En fin, Django desencadenado y al carajo.

Hoy han vuelto a bajar las temperaturas y está nevando de nuevo. Seguramente pasemos el día metidos en casa, encerrados y aislados en estos duros tiempo de coronavirus.

Ayer, paseando por el cementerio, encontramos unas flores que habían tirado a la basura. En el otro contenedor, unos maceteros. Hicimos recolecta y nos sirvió para rellenar un par de jardineras de la terraza. Todavía está por ver si las flores de los dos maceteros del año pasado, las que yo cubría con una manta cada noche en las primeras heladas, han sobrevivido al invierno. Mucho me sorprendería.

También mencionar que se ha retrasado el primer vuelo del helicóptero marciano. Estaba previsto para el domingo y, según he leído, lo han pospuesto mientras revisan los datos e investigan los errores del check-up que envió el cacharro al inicializarse. Seguiremos a la espera.

De todos modos, parece que el primer vuelo es un vuelo de prueba de 30 segundos en el que el artilugio sube tres metros. Aunque yo me lo imagino volando a toda velocidad entre cañones marcianos disparando a naves marcianas, hay que tener en cuenta que este pequeño vuelo de prueba sigue siendo gran cosa por tratarse del primer vuelo exoterráqueo. Una pasada. En cualquier caso, siempre nos queda la fórmula uno del domingo que viene: gran premio de nosequé en el circuito de Imola, donde se ya volvió a correr el año pasado después de una larga pausa.

Y poco más. Lo dejo aquí, que hoy, como cada día desde hace casi tres meses, me toca preparar la comida.

¿Cómo lleváis vosotros el rechazo laboral? Ains.

1

#django#Fórmula Uno#ingeniería#marte#python#rechazo#trabajo

Contribuciones:

  1. Julia - 12 de abril de 2021 @ 18:35

    Vaya, lo siento. Leí el otro día el primer capítulo y sonaba muy bien. Ahora al saber del rechazo he leído la oferta por saber si estaban buscando un Django profi mega experto de la muerte y no parece que así sea.
    De lo que deduzco que quizá lo que les haya echado para atrás sea el tono algo informal de la “Bewerbung” que mandaste.

    Está genial ser transparente y no tener que fingir en los trabajos pero mi consejo es que intentes al menos llegar a la primera entrevista para poner las cartas sobre la mesa. Resumiendo: que te tires el pisto mucho en la primera toma de contacto si de verdad te interesa el trabajo (y esto oferta de Django parece bastante cercano a lo que estás buscando) y luego ya una vez que estés allí en la entrevista ya sacas la honestidad.
    Te recomiendo lo mismo acerca del Teilzeit: es muy difícil encontrar trabajos interesantes en Teilzeit así que puedes tirarte el rollo para que te inviten a entrevistas en Vollzeit y cuando ya les tengas impresionados preguntas lo del Teilzeit.

    Lo único malo de mi método es que igual acabas yendo a demasiadas entrevistas inútiles, pero yo no pienso que hacer entrevistas sea inútil: siempre se aprende algo, se hacen contactos, se prueba lo que hay por ahí y es una gran práctica para cuando llegue la buena oferta de verdad.
    Suerte!

  2. Ed - 12 de abril de 2021 @ 23:43

    Que pena, pintaba bien lo de Django, quizás era una señal para que busques empleos en esta tecnología.
    Yo de programación no se nada. Me suena que Django lleva muchos años en el mercado, igual ahora hay nuevos frameworks de moda mas modernos.
    En PHP se que hay mucho mercado en Symfony, quizás masificado de gente buena y salarios bajos.

    A tu pregunta de “¿Como llevamos el rechazo laboral?” ufffff, me aterra enfrentarme al mercado laboral y al rechazo. Quizás por eso varias décadas en el mismo sector/tecnologías/compañeros. 0 días de “paro”. Evito los cambios de empresa , solo si no hay mas remedio y alguien me reclama en la empresa porque ya me conoce. Si tuviese que empezar de cero a echar CV no sería capaz de empezar de cero sin mi red de seguridad de contactos. Síndrome del Impostor a tope.

    • Javier - 13 de abril de 2021 @ 13:16

      Ed, un placer volver a leerte por aquí. Aprecio mucho tu sinceridad. Con tu comentario me has hecho sentirme mucho más acompañado.
      A mí también me aterra lo de encontrar trabajo. En los últimos años he tenido que tragarme sapos descomunales que me han hecho ponerme a llorar. Durante mucho tiempo responsabilicé al trabajo de mi malestar y conecté ambas cosas. Ahora que tengo que volverme a poner con ello, una vez más, sigue siendo bastante desagradable, pero es cierto también que se siente mucho mejor. Estoy animado y, como dice Julia, de algún modo sé que terminaré saliendo por algún sitio, por muy negro que pinte ahora mismo.

      Django lleva ya doce años de recorrido, leí el otro día. Es algo así como un Simphony o Laravel para Python.

  3. Julia - 13 de abril de 2021 @ 09:49

    Qué interesante leer tu experiencia, Ed. A mi con los años me pasa lo contrario: pienso que si tuviera que buscar un nuevo trabajo lo encontraría sin mucho problema. No es que no tenga síndrome del impostor, pero con la experiencia me he dado cuenta de que una vez tras otra cuando se me plantea un reto lo acabo resolviendo. Aunque unas semanas antes no sepa ni por dónde voy a salir, al final siempre salgo. Esto me da una gran confianza en que nada puede ir tan mal como para no poder solucionarlo de alguna manera. Puede que no sea verdad, pero a mí me ayuda a enfrentar el futuro con mucho optimismo.
    Ayuda también el que me he hecho un colchoncito por si vienen mal dadas. Es una sensación de seguridad muy agradable. Ya sé que nada es seguro 100% pero lo importante no es que lo sea, sino pensar y creer de verdad que lo es.
    Y sobre el rechazo: cuando me han rechazado porque de verdad no he dado la talla en la entrevista lo he asumido sin problemas y me ha servido para saber qué áreas tengo que desarrollar para la próxima vez.
    Cuando me han rechazado en un trabajo que me ilusionaba y donde creo que la entrevista fue bien pues me he llevado un chasco pero como siempre que busco trabajo tengo 3-4 procesos rodando simultáneamente es cuestión de pasar al siguiente y no perder empuje.
    Un saludo!

    • Javier - 13 de abril de 2021 @ 13:20

      Yo pienso como tú, Julia, que al final salimos todos por algún sitio. Nos puede gustar más o menos, pero seguimos vivos y siempre se pueden aprender valiosas lecciones en cada situación. Luego ya es cosa de hacia adónde queremos ir.
      No sé si te contesté al otro comentario, pero aprovecho para hacerlo aquí: Daniela también opinaba que mi Bewerbung había sido demasiado informal. La verdad es que me da igual. Me lo tomo como mi propio filtro. Tenía ganas de probarlo así y ya he tenido la experiencia. También es cierto que me alegro de que me hayan rechazado porque, si me rechazan, quiero que sea lo más rápido posible para que pueda centrarme en otras cosas. Pienso que es mejor mostrarme como soy y que me tome quien me aprecie que hacer como que soy otro y que luego, más tarde, se descubra el pastel. No sé si me estoy explicando pero por ahí van los tiros.

      • Julia - 13 de abril de 2021 @ 14:15

        Entiendo lo que dices de que si es que no, mejor saberlo antes. La única pega es que al no haberte visto en persona nunca sabes si ellos han entendido de verdad lo que les has mostrado. Estoy de acuerdo en lo de “mostrarme como soy” pero dado que la comunicación escrita (y más en un idioma que no es tu lengua materna) es muy dada a los malentendidos, creo que es más provechoso que les muestres quién eres en persona en la entrevista. Y para ello hay que embellecer, digamos, la Bewerbung.

        Como ejemplo, yo después de tener a mi hijo iba intentando conseguir trabajo en Teilzeit pero ni se me hubiera ocurrido ponerlo en la Bewerburg porque ni me hubieran llamado para la primera entrevista. Mi idea era convencerles luego de que aun con un niño pequeño, yo podía hacer en Teilzeit casi lo mismo que otros en Vollzeit. Pero lo dicho, si pones eso en la Bewerbung despídete de que te llamen, lamentablemente.
        Al final mi estrategia medio funcionó: conseguí contrato de Vollzeit pero trabajando con condiciones flexibles como yo quería. Ni en sueños lo hubiera conseguido si mi primer contacto hubiera explicado claramente cuáles eran mis condiciones (salir pronto, hacer parte de la jornada en casa – esto parece ahora lógico pero fue mucho antes de la pandemia!).

        Es un poco “fake it til you make it”. Suerte!

        • Javier - 13 de abril de 2021 @ 19:02

          Ostras, ¿cómo les convenciste de que podías hacer en Teilzeit casi lo mismo que otros en Vollzeit? ¿Cómo te convenciste tú de eso?

          Bueno, hay trabajos directamente en Teilzeit (tiempo parcial, para los no alemano hablantes aquí), y el resto entiendo que son especulaciones tuyas, ¿no? Pero oye, felicidades por ese trabajo con las condiciones flexibles!

          Buf, el “fake it until you make it”. Lo conozco bien porque lo he hecho. ¿Cómo no vamos a sentirnos como impostores si estamos fingiendo? Lo que me sorprende es que nos sorprenda. Que porque esté en inglés y rime no tiene que ser necesariamente buena idea…

          Gracias!

          • Julia - 14 de abril de 2021 @ 20:03

            No les convencí a todos, claro. En un par de entrevistas me dijeron que lo que yo quería “era muy millennial” y que hay que estar a calentar la silla. En otro me dijeron que condiciones flexibles era que podía entrar tarde pero no marcharme pronto (yo quería all revés).

            Finalmente conseguí convencer a un manager de que podía hacer 25 h en la oficina y el resto hasta 40 en casa. Cómo me convencí de que podía? Bueno, no tenía otra opción si quería un trabajo. Trabajaba por la noche cuando se dormía el niño. Mega optimicé todo lo the hacía para no desperdiciar ni un minuto.

            Si has trabajado en oficinas sabes que la gente no se está las 40 h trabajando! Si descuentas la charleta y las pausas del café habría que ver…

            Y especulaciones mías? Sí que hay trabajos a tiempo parcial pero no compares la oferta con los de tiempo completo. Es más fácil adaptar un trabajo a tiempo completo a lo que tú necesitas que encontrar el que encaje justo entre los que ofrecen a tiempo parcial.

            Sobre el faking it no le veo el problema. Si nadie tiene pegas sobre tu trabajo, qué más da que te sientas un impostor?

            • Javier - 15 de abril de 2021 @ 09:51

              Gracias por la respuesta, Julia.

              Buf, eso de calentar la silla se lleva cada vez menos. Afortunadamente nos vamos despertando, más o menos rápido. Pero bueno, cada empresa tiene sus condiciones y se trata de encontrar la pareja de baile adecuada.

              Oh wow. Felicidades por haber conseguido lo que te habías propuesto y por haberlo sabido comunicar. Y qué pasada que trabajaras de noche cuando se dormía el niño. Buf. Aunque claro, con Python, da más gusto 😉

              Buf, en mi antiguo trabajo yo sí estaba prácticamente las 40 horas trabajando. Paraba para dar un salto al baño y seguía. Un día me planté y me empecé a tomar diez minutos a media mañana para comerme un plátano. Allí trabajábamos a un ritmo malsano. Lo siento por ellos. Pienso que, si siguen trabajando así, van a terminar enfermando. No se puede trabajar 12 ó 14 horas cada día indefinidamente. Aún así, les deseo lo mejor. Sigo agradecido por la oportunidad que me dieron.

              Por especulación me refería a la parte en la que dices “Hice A y pasó X; si hubiera hecho B, hubiera pasado Y”. Lo menciono porque en PNL trabajamos mucho en distinguir la realidad de lo que pensábamos que era la realidad, los hechos de las especulaciones, y sigo aprendiendo a hacerlo. Tengo imaginación muy poderosa y puedo creer con cierta facilidad lo que imagino, de ahí que se me dé tan bien la hipnosis.

              Al faking it sí que… No es que le vea el problema, es que le siento el problema: se siente fatal. Como impostor a gran escala durante 30 años, haciendo creer a muchas personas que estaba bien cuando estaba delirando, sé lo mal que se siente. Profesionalmente, se siente fatal también en mi experiencia. Y una cosa es que nadie tenga pegas con mi trabajo y otra que la gente esté más que satisfecha con el mismo. Una mentalidad sana puede prescindir de fingir.

Deja una respuesta

Tu direción de email estará oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.