Django al carajo

El otro día hacíamos un pequeño juego: a ver quién adivinaba a qué me refería con eso de “Django desencadenado”. Adrián fue el único que nos dejó saber si había acertado o no, y no lo hizo. Hoy, si hiciéramos de nuevo un juego al respecto del título, seguro que muchos acertaríais a lo que me refiero antes incluso de dar más detalles.

• • •

Django desencadenado

Como título es algo flojillo. Creo recordar que era una película de Tarantino. Era acerca de la esclavitud en los USA hace mucho tiempo. Un esclavo negro se llamaba Django y un día se le inflaban las narices del sometimiento y la liaba parda. Como título es algo flojillo, pero sirve para empezar la columna de hoy. Vamos allá.

• • •

Miscelánea entre temas de bebesitos

Aprovecho un rato en el que Lucas está colgado de una teta y Daniela está, por tanto, también ocupada, para sentarme a escribir. ¿Qué tengo? ¿Veinte minutos? ¿Treinta? En fin, vamos a aprovecharlos. Siendo que vamos la mar de bien con el tema de las Cartas de los padres, vamos a hacer una recapitulación de temas que han ido surgiendo en las últimas semanas y que se han quedado fuera de estas páginas, básicamente, por falta de tiempo. Cámara, ¡acción!

• • •