Se acaba la semana “laboral”

No es trabajo. De hecho, estoy freigestellt. No estoy trabajando, sino que estoy… pues eso, pasando el rato, disfrutando de la vida. Pero igualmente estoy viniendo aquí cada mañana, y sentándome delante del ordenador, y escribiendo estos textos, y haciendo ajustes al sitio web, y aprendiendo cosas nuevas. No es un trabajo, pero se le parece mucho. Lo único que lo diferencia es el papeleo y el sueldo: ambos inexistentes. Es un buen negocio: compro. De hecho, ya me compré.

• • •

Emergencia blogueril

Esta mañana, aunque me di cuenta ayer, tuve una emergencia blogueril. Lo que ocurrió fue que, en un intento por disminuir el spam y, específicamente el spam de usuarios registrados que resultan ser de spam, instalé un plugin para el WordPress que permite usar una tecnología que proporciona Google llamada reCaptcha. “Captcha” viene de “Got ya”, que viene de “Got you”, que significa “te pillé”. Así que reCaptcha viene a significar “Te volví a pillar”. Son tecnologías que sirven, básicamente para distinguir a los humanos de los robots. ¿Sabías que más de la mitad del tráfico de Internet proviene de robots?

• • •