El poder de la vulnerabilidad

Después de cuatro días practicando yoga a primera hora de la mañana, hoy, por fin, he vuelto a salir a correr. Los vientos huracanados han remitido y la lluvia ha dado una tregua, así que he aprovechado para reemprender las carreras.

• • •