La liada de la gestoría

Me he dejado las gafas en el coche y me da mucha pereza ir a por ellas. Iba a escribir la columna sin gafas pero, últimamente, estoy practicando hacer las cosas que me da pereza hacer. Fuera hace frío, pero mira, todo sea por la práctica. Cuando tengo la oportunidad de elegir entre dos opciones, hago la que más pereza me da. Y ahora me da mucha pereza ir a por las gafas. Vuelvo en seguida.

• • •

Señales de prosperidad

Domingo por la tarde. Después de estar lloviendo todo el día, se abren los cielos y sale el sol. Daniela y Lucas dormitan en el sofá y me pregunto cuánto va a durar. El lavaplatos suena de fondo. ¿Me dará tiempo a escribir una columna? “Cualquier otra cosa, casi, sería más ruidosa”, me digo para ponérmelo a huevo.

• • •