Un rato de oficina

Vengo de una excursión relámpago a IKEA acompañando a mi cuñada. Al regresar a casa, estoy solo. Me falta tiempo para subir dos pisos y encaramarme al desván. Tengo un rato de oficina. Sólo he hecho una cosa antes de sentarme a escribir.

• • •

Otro sapo superado

Esta mañana he tenido la cita con el dentista, la dentista en este caso, que se me está pegando eso del lenguaje inclusivo que a veces me parece más exclusivo que inclusivo. En fin, ¿cómo ilustro la manera en la que he salido de allí?

• • •

Los cartones de mudanza

Hoy me he levantado sintiéndome de la mierda. De verdad, de la purita mierda. Con unas ganas frustradas de echarme a llorar. Y es que no lo consigo. Y no sería el mejor momento para ponerse a escribir, digo yo, pero regreso a mi rutina diaria aprovechando que Daniela y Lucas están con el resopón tras el desayuno.

• • •