Año nuevo, distro nueva.

En esta columna voy a continuar un relato que dejé a medias hace unos días, cuando quise instalar Gnome en Linux Mint y me llevé no una, sino varias sorpresas. Vamos allá.

• • •

Instalando Linux: segundo intento

Después del fiasco de ayer, voy a hacer un segundo intento de instalar Linux. Me gustó el formato que probé en el que iba explicando lo que iba haciendo a medida que lo iba haciendo, así que hoy voy a hacer lo mismo: voy a elegir una distribución, la voy a instalar en la unidad USB, voy a arrancar el ordenador desde ahí y espero poder hacer una instalación funcional de Linux en el ordenador. Ya sabemos por qué Linux no triunfa en el escritorio, pero nos queda algo más de cuerda para persistir en el intento. ¡Vamos allá!

• • •