La columna que se tiene que escribir

Me levanto a las siete. Ocho y media: comienza el curso de orientación laboral. Quitando dos pausas fulgurantes para ir al baño y comer, termino a las dos del mediodía. Grabo, edito y subo el podcast. Me tomo diez minutos para inventar algo para cubrir las plantas en la terraza y me siento a escribir.

• • •