Probando el editor de bloques de WordPress

Vaya, no era este el titular que me había imaginado para la columna de hoy, pero voy a ir con él. Desde luego es ciertamente confuso lo que hago con los titulares y las columnas, mezclando churras y merinas y el tocino con la velocidad. Pero mira, hay que quererme como soy.

• • •

Tres cosillas para hoy

Tres gardenias para ti, con ellas quiero decir… “Te quieeeeeeeero”. Algo así cantaba mi abuela. Todavía la recuerdo, en una mañana soleada, barriendo la terraza mientras cantaba “El vino en un barco, de nombre extranjeeeeeroooo”. Esta última era de la Piquer. La otra, no estoy seguro. ¿Gardel? El caso es que hoy no tengo tres gardenias para ti, pero sí tengo tres cosas importantes sobre las que quiero hablar. Vamos con ello.

• • •

La sauna-tonel de alquiler

La sauna, sobre el remolque, sale de la parcela y se marcha calle arriba. El enorme tonel se pierde por encima de la valla. La echaré de menos. Ha sido un amor a primera vista.

• • •