¡Mi primer vídeo!

Por fin me he animado, he superado las adversidades tecnológicas y, con ayuda de mi ordenador y del resto del equipo, he conseguido grabar y subir mi primer vídeo. Dios, ¡qué miedo!

• • •