De vuelta a casa

Llegué a las once y cuarto de la noche. La combinación de trenes salió algo rana pero todo fue bien y relativamente fluido, con espera de 20 minutos en el andén de Pasing que me tuvo dando saltitos para entrar en calor. El viento era helado.

• • •