El shock de medianoche

Me despierto de un sueño profundo. Estoy tumbado en la cama y tengo a Lucas entre los brazos. Berrea como un Jumbo acelerando por la pista de despegue. La luz de la habitación está encendida y un olor fétido se expande por la estancia.

• • •