Tres tristes exposés comían trigo

Buf, por fin termino los tres exposés para mi suegro. Menuda maratón orgiástica de fotos de viviendas, planos, informaciones variadas y mapas. Y todo en alemán. Aunque seguramente me quede todavía corregir algunas cosas, por fin saco la cabeza del agua.

• • •

La entrevista

La abuela se lleva el carrito con el Luqui. Está lloviendo, así que sobre el cochecito está el plástico impermeable que, con el paso de los meses, ha ido perdiendo lustre y cada vez es menos transparente. Cerramos la puerta. Nos miramos. Daniela se mete en su habitación y yo en la mía. ¡Hasta luego!

• • •

Preparando la primera clase con Manuel

Llevo ya un par de semanas subiéndoos a la columna en lugar de responder a los comentarios en los comentarios, y me está gustando mucho. Ahora, con motivo de la llegada de la primera clase con Manuel mañana, aprovecho para subirle hasta el título. Espero que se sienta cómodo con los focos.

• • •