La casa del bosque

Vengo de correr. Me levanté algo antes de las ocho, me vestí, me puse las zapatillas y salí a correr. Hoy seguimos de mini-vacaciones en la casa del bosque, ese lugar lleno de paz y tranquilidad hasta que llega la familia de Daniela en tropel. Conviene aprovechar las horas de calma antes de la tempestad.

• • •