Un año de Luqui

Me despierto algo antes de las siete. La alarma está puesta a las siete y media, pues la avancé ayer media hora para despertarme antes de que llegaran los trabajadores que venían a poner la escalera al desván. Me pongo las calzas, voy al baño y salgo a correr.

• • •

Recta final de la mudanza

Lunes por la mañana. Resopón. Recojo los trastos del desayuno, me cepillo los dientes y me afeito. Me siento a escribir. Por delante, la recta final de la mudanza.

• • •

Pure

En una mano, pack doble de pañales extra-dry, los que en teoría duran doce horas pero que a veces se desbordan de buena mañana (y natural que lo hagan); en la otra mano, bolsa simple de pañales convencionales, tal vez los últimos antes de volver a cambiar de talla. A la espalda, la mochila con artículos variados. Camino por las calles de Múnich a principios de este mes de junio, nublado pero ya algo caluroso.

• • •