No code – Low code

Hacía tiempo que no disfrutaba de una de estas mañanas: me levanté a las siete, practiqué mi yoga y después me quedé confuso porque Daniela y Lucas no aparecían. Después de preparar la mesa para el desayuno, finalmente decidí sentarme y escribir la columna. Hoy tenemos asuntos informáticos de nuevo.

• • •