Niebla

Se viene el fin de semana. No estoy seguro de si hoy me tocaba escribir para el viernes o si ya lo había publicado, pero voy a aprovechar este resopón del Luqui porque ya he preparado para la acción ese osito de peluche que hace música y proyecta luces sobre el techo, terminando así mi lista de tareas inmediatas. Sólo había que abrirle la panza, acceder al compartimento de baterías y retirar ese pequeño plastiquito que separaba los polos. Listo.

• • •