The aftermath

Mi padre era aficionado a los Rolling Stones. Juntos escuchamos muchos de sus discos, con el volumen a toda máquina. Uno de estos discos se titulaba “Aftermath”. No recuerdo qué canciones contenía, pero sí que recuerdo que yo era muy pequeño y, aunque ya sabía algo de inglés, quedé confuso al leer el título escrito sobre la cartulina en grandes letras.

• • •

Crisis hospitalaria

Ya puedes suponer por el título que la cosa no va de risas y de buen humor, que buen humor hay, que para qué perderlo, pero que la cosa está más triste que otra ídem. Con un giro inesperado de los acontecimientos, de esos que hacen la vida más emocionante, la cosa se ha puesto más fea. Y después de esta entrada tan cosificada, vamos con el meollo de la cosa, digo del asunto.

• • •