Hipnosis y meditación (I/IV)

En la columna de ayer, “El logo vectorizado“, a propósito del futurible producto de serie de audios de hipnosis que podría crear y poner a la venta en los próximos meses, Adrián hacía algunas preguntas acerca de las distinciones que hago entre hipnosis y meditación. Empecé a responder en el comentario pero lo hice por encima, más por encima de lo que podría hacerlo, y al darme cuenta me reservé esta columna de hoy para explayarme más acerca de este asunto. Vamos con ello.

• • •

Un día de oficina más

Cada mañana llega el momento de escribir el título de la columna. Estoy aquí, de vuelta, sentado frente al teclado y el monitor, escribiendo lo que llamo las “páginas matutinas”. Me gusta, es uno de los mejores momentos del día. Se siente bien y a gusto. A veces dura incluso demasiado poco pero, ¿acerca de qué más puedo escribir? El caso es que estoy aquí de vuelta a mi oficina, a este improvisado rincón de oficina de coronavirus que todavía sigue vigente. ¿Qué me toca escribir hoy? Eso se verá en un momento más.

• • •

La columna del domingo

Seguramente estés leyendo esto en sábado, pero tengo que destacar que es domingo cuando estoy escribiendo esto. Seguramente, si sigo escribiendo diariamente, consiguiendo hacerlo cada día, mientras estoy escribiendo esto estoy en el sábado anterior. Esto es: te escribo desde el sábado pasado. Es un poco raro. Es como una máquina del tiempo.

• • •