Considerando el marsopeo

Vamos hoy con este título tan llamativo. Lucas camina calle abajo de la mano de Daniela y yo ya he medido la anchura de la terraza, hecho números de la cantidad de tablones que hay que comprar y rellenado el formulario para contratar el hosting para la asociación, a la espera de que Daniela me confirme el nombre del dominio. Cumplidas mis labores, me atrevo a entregarme a la columna de hoy. No sé lo que durará, pero bien podemos empezar.

• • •