Un precio para El Diario Teutón

La verdad es que me incomoda hablar de dinero. Aunque siempre he tenido suficiente, también es verdad que siempre me he sentido, con sus naturales excepciones, como que tenía que “ir racaneando”. Desde hace al menos quince años, desde que empecé a ganar dinero con mi trabajo, tuve que comenzar a ahorrar.

• • •