Un rato de oficina

Vengo de una excursión relámpago a IKEA acompañando a mi cuñada. Al regresar a casa, estoy solo. Me falta tiempo para subir dos pisos y encaramarme al desván. Tengo un rato de oficina. Sólo he hecho una cosa antes de sentarme a escribir.

• • •

Lunes lunesero

Hoy es viernes, pero me propongo hacer un pequeño ejercicio empático y ponerme en vuestro punto de vista e irme al lunes y leer esta columna desde allí a medida que la escribo poniéndome en vuestra piel. Uf, ya se siente raro y acabo de empezar. Interesante experimento. ¿De quién es esta piel?

• • •