C de Corona

El viernes pasado no publiqué. Tenía una angustia impresionante. Atravesando la enésima crisis del Uncrunching, no tenía ganas de nada y, a las cosas que tenía que hacer, llegaba justito y de mala gana.

• • •

De vuelta a casa

Llegué a las once y cuarto de la noche. La combinación de trenes salió algo rana pero todo fue bien y relativamente fluido, con espera de 20 minutos en el andén de Pasing que me tuvo dando saltitos para entrar en calor. El viento era helado.

• • •

Drive to survive

Apuntan las seis de la tarde del lunes. Abro el portátil sobre la mesa de mi hermana, entre papeles con calendarios, rotuladores de colores y una agenda en cuya floreada y rosa portada un unicornio trisca alegremente. “Be a dreamer”, dice el título sobre el mismo. Procedamos con la columna del lunes.

• • •