The final of the Uncrunching

Cuando tenía once años, mis padres me enviaron a pasar un mes al sur de Inglaterra. La idea era empezar a ver mundo y aprender inglés. Yo era muy pequeño por entonces. Once años son muy pocos para, a mediados de los ochenta, meter a un niño en un avión y enviarlo solo a pasar un mes a Inglaterra.

• • •