The final of the Uncrunching

Cuando tenía once años, mis padres me enviaron a pasar un mes al sur de Inglaterra. La idea era empezar a ver mundo y aprender inglés. Yo era muy pequeño por entonces. Once años son muy pocos para, a mediados de los ochenta, meter a un niño en un avión y enviarlo solo a pasar un mes a Inglaterra.

• • •

El viaje frustrado

Hoy estoy enfurruñado. Estoy triste y algo enfadado. Ya hemos decidido que Daniela se queda en Alemania, y está por decidir si me bajo yo a España. En teoría esto tendría que tener lugar mañana domingo día 2 de agosto, pero voy a esperar hasta el martes para ver cómo evoluciona la cosa. Si la situación mejorara o yo estimara que puedo ir y volver manteniéndome sano, pues cogería el coche y me bajaría solo y en dos etapas. En fin, ahora mismo lo veo muy crudo. Y estoy triste y enfurruñado.

• • •