La columna sin título

Es lo que tiene escribir cada día, que a veces hay que improvisar. La de hoy, por ejemplo, es la columna sin título. Podría haber sido el jinete sin cabeza, o la cabeza sin jinete. O el cohete que tiró para atrás. Me encanta cuando empiezo a escribir tonterías. Me hace sonreír. Tal vez a eso se referían esos lectores.

• • •