¡Desván!

A juzgar por la frecuencia de las últimas entradas, me da a mí que esta nueva fase de ESDLV va a ser más de corte semanal. En fin, en cualquier caso, podemos estar contentos porque esta es una nueva entrada en el blog, y es la primera, oficialmente, desde el desván. ¡Qué demonios! Desde la nueva oficina en el desván.

• • •

Cosas

Me levanto y abro el portátil todavía en la penumbra de la cocina. No me da tiempo a practicar una sesión de yoga, y tampoco una meditación porque tengo que subir a por el termo que se dejaron en el desván para preparar el café antes de que lleguen Mirek y su hijo, así que hoy pruebo a escribir esto recién levantado. Paso por el cuarto de baño, me bebo un vaso de agua y me siento a escribir. Vamos allá.

• • •