C de Corona

El viernes pasado no publiqué. Tenía una angustia impresionante. Atravesando la enésima crisis del Uncrunching, no tenía ganas de nada y, a las cosas que tenía que hacer, llegaba justito y de mala gana.

• • •

El deshollinador

Con ese título, que bien podría pertenecer a una película porno, comenzaré la columna de hoy. Y es que aquí es de lo más habitual y común que, en llegando la época invernal, de la misma manera en que se cambian las ruedas de invierno, se revisen las chimeneas. Por cierto, eso me recuerda que tengo que ir al urólogo.

• • •

La urgencia de comprar lechuga

Lunes por la mañana. Número de sapos en la recámara: uno. Descripción: llamar a la empresa de mudanzas para confirmar la fecha. Estado del sapo al comienzo de escribir la columna: liquidado, naturalmente.

• • •