Job rant

Bien, la pizza en el horno, Luqui despertándose de la siesta de media mañana que inició en los primeros compases del largo paseo por el cementerio, los últimos comentarios respondidos… Cuando Lucas se despierte, le quedan al menos veinte minutos de teta. Sólo tengo que apagar el horno en cuanto huela la pizza. Mientras tanto, puedo escribir. Hoy también. Qué lujazo.

• • •

En cuarentena

Estoy en cuarentena. Qué cosa más rara. Acabo de conseguir una cita para que me hagan un test, un corona-test, el martes que viene por la mañana. Voy, espero fuera, llamo por teléfono para avisar de que estoy ahí y saldrán. El test se hace en la calle. Raro, raro, raro. Hasta entonces, metido en casa. No puedo salir ni para comprar en el supermercado o la panadería. Me pregunto si puedo salir a tirar la basura.

• • •