Un día de lago

Mierda. Me parece que me acabo de cargar un comentario de McGior en la columna de “Las vacunas de estraperlo“. Le había dicho a WordPress “No es spam”, pues el comentario había sido clasificado, por algún motivo, como tal, y ahora no lo encuentro por ningún sitio. McGior, lo siento. Muchas gracias en cualquier caso por tu comentario. Siento haberlo perdido.

• • •