A una semana de la mudanza

Hoy me iba a poner con una nueva entrega de las Cartas a los padres, pero queda justo una semana para que nos mudemos y hay que hacer notar eso para, en lugar de dormirnos, seguir haciendo cosas y encarrilando la mudanza de manera que sea un proceso agradable y placentero en el que las cosas salgan bien; que, cuando todo haya pasado, podamos mirar atrás, arrancarle la punta a un puro de un bocado, sonreír y decir: “Me encanta que los planes salgan bien”.

• • •

Una cuestión de tiempo

Aprovecho parada en boxes de Luqui. Debería estar llenando cajas de cartón con cosas, pero la verdad es que estamos ya bastante avanzados. Nos quedan unas dos semanas y ya tenemos encartonadas la mayor parte de las cosas que no necesitamos. Las cajas de cartón se amontonan por las esquinas.

• • •

El dilema del curso

Esta es una de esas veces en las que me quedo dudando con el título. Me doy cuenta y me pregunto: “¿Qué más da?”. Y sigo escribiendo. ¿Qué más da el título que le ponga? ¿Acaso no es más importante escribir la columna y hacerlo de una manera fluida y disfrutarlo? Pues sí, así que vamos allá.

• • •