Mil palabras para un sábado

Me siento aquí de nuevo dispuesto a cumplir con mi compromiso de mil palabras. Hoy es sábado para mí, seguramente otro día distinto para ti, pues ahora mismo tengo un “buffer” de seis columnas programadas, así que todavía hay un cierto desfase entre lo que vivo y lo que escribo y comparto. Compartir es amar. Y es cierto.

• • •