La Angelegenheit

Es lunes por la mañana y tenemos planeado irnos a Augsburgo a pasar el día. Mi sobrino alemán celebra su cumpleaños, así que vamos a celebrarlo con él. Quince años. Más o menos así era yo antes de estar a punto de morir y quedar gravemente herido. Pero oye, sobreviví, y por eso doy gracias. Este cumpleaños puede ayudar a darme una nueva perspectiva, más constructiva, del Big Crunch.

• • •