Terminando la semana laboral

No trabajo, pero llamemos al viernes ese día en el que se termina la semana laboral. Tal vez escribir este blog sea un trabajo no remunerado, un trabajo que hago gratis cada día. En cualquier caso, llegamos al viernes y hoy tengo ganas de hacer una revisión de la semana.

Y seguramente tenga ganas de esta revisión porque ha sido una buena semana, una buena semana en el sentido de que he estado muy estable y muy eficiente, haciendo un montón de cosas, fluyendo fácilmente entre las mismas, disfrutando de mis numerosas tareas y, además, emocionalmente estable. ¡Sigue así, Javier!

Después de una larguísima etapa con principalmente días malos, más bien miserables, inicié otra larga etapa con una alternancia de días buenos y días malos. En los últimos tiempos he podido disfrutar de más días buenos que malos, con muchos de los primeros y algunas crisis puntuales. Últimamente estoy, definitivamente, asentándome en un nuevo nivel; un nuevo nivel en el que estoy pletórico y voy entre días excelentes y días buenos. Tal vez días buenos y días mejores. Esa es una gran noticia.

Esta semana he logrado adelantar un poco más la hora a la que me levanto, fijando la alarma a las siete de la mañana. Cada día, puntualmente, me he levantado y hecho algo de ejercicio: bien he salido a correr o bien he practicado yoga en forma de Uncrunching Session. Cuando he podido, además, he añadido una sesión de meditación al finalizar. En cualquier caso, sigo meditando diariamente puntualmente, a veces unos cuarenta minutos y a veces simplemente diez, pero medito cada día. Debo de llevar ya unos diez años meditando prácticamente diariamente.

El caso es que me está encantando levantarme y practicar algo de ejercicio, y esto se está convirtiendo ya en una rutina y, como tal, en algo que casi funciona solo. Con una interrupción de unos diez días, debo de llevar ya un par de meses con esto.

Estoy saliendo a correr algo menos de dos kilómetros, que cubro en unos quince minutos. No llevo ni pulsómetro ni reloj, y sencillamente salgo a disfrutar rigiéndome por mis sensaciones. Salgo a correr entre tres y cinco veces a la semana.

Tengo ganas de incorporar algo un poco más variado, como las sesiones de HIIT que hacía. Son pequeños ejercicios de unos treinta segundos de duración en plan “En pie, manos al suelo, andar con las manos hacia adelante, quedarse en plancha, caminar con los pies hacia adelante, ponerse en pie y levantar los brazos, regresar” o sencillamente hacer sentadillas. Son ejercicios ligeros y exigentes aunque adaptados a mi nivel y me ponen a tono y fortalecen algunos músculos que después necesito en el día a día para llevar al Luqui de aquí para allá o para jugar con él con garantías de que todas mis partes aguantarán la marcha.

Todavía prefiero abstenerme de practicar esto porque me exige más a nivel de hombros y pecho que, por ejemplo, salir a correr, y todavía siento demasiado retorcimiento y dolor en esas partes como para ejercitarlas de ese modo y forzarlas, así que, de momento, me conformo con salir a correr para ir haciendo fondo y resistencia y exigirme un poco más a nivel cardiovascular.

Esta semana he seguido avanzando en “mis cocinitas”.

Desde que nació Luqui, me ocupo de cocinar. Hace unos años apenas era capaz de hacer cosas sencillas. Con la práctica, he ido aprendiendo y mejorando. Esta semana, por ejemplo, hice una sopa de calabaza de rechupete y ayer un arroz con tiras de pollo y verduras que estaba delicioso. Y lo disfruto mucho, haciendo varias cosas a la vez, controlando los fuegos y fluyendo a través de todo lo que se requiere. Me siento muy hábil y capaz, y se siente fenomenal poder alimentar a la familia y que además esté rico.

Hoy he enviado otra solicitud de trabajo, en esta ocasión para conducir coches para una conocida empresa de alquiler de vehículos de la ciudad. Cuidar los coches y llevarlos de aquí para allá, básicamente.

Para rellenar la solicitud sólo he tenido que dar mis datos y responder a algunas preguntas del tipo:

¿Tiene usted un carné de conducir?

¿Le han retirado el carné en los últimos cinco años por asuntos de drogas o alcohol?

¿Ha sido juzgado por delitos relacionados con la conducción?

¿Tiene usted un permiso de residencia y de trabajo?

¿Tiene usted puntos en el carné?

Ese tipo de cosas. Pensé que el proceso de realizar la solicitud sería rápido, y lo fue. Me encanta cuando estas cosas son sencillas.

Un rato después me ha llegado un email que decía que la solicitud estaba incompleta. He entrado en mi área de solicitante y he encontrado un formulario bastante más grande que tenía que rellenar. Además de tener que contestar de nuevo las preguntas que ya había respondido antes, he tenido que rellenar algunos pasajes de lo que vendría a ser mi currículum, como cuál fue mi último trabajo, por qué lo dejé, dónde fui a la escuela, si fui a la universidad… Menudo rollo. Todo eso ya está en mi CV. ¿Por qué no lo puedo subir? En fin, ya veremos cómo queda esto, pero por lo menos sigo haciendo por avanzar en ese frente.

Y para terminar, teniendo en cuenta que en marzo (minúsculas, Adrián guiño guiño) tengo que renovar el año de hosting, quisiera preguntaros hacia adónde queréis que llevemos este sitio. ¿Qué os encantaría ver aquí? ¿Qué más puedo hacer por vosotros? ¿Qué añadiríais o quitaríais? ¿Qué os resultaría valioso? Aquí tenéis una oportunidad de participar en la dirección del sitio e influir en mí y en lo que hago aquí. Otra opción es dar esto por bueno y bajar la persiana. En fin…

¡Que paséis un gran fin de semana!

3

Comentarios

11 respuestas a «Terminando la semana laboral»

  1. Avatar de Adrián
    Adrián

    Ya que estamos con el guiño guiño, “solo” va sin tilde 😉

    https://www.rae.es/espanol-al-dia/el-adverbio-solo-y-los-pronombres-demostrativos-sin-tilde

    No me veo capaz de aportar mucho sobre hacia dónde debería ir el blog, porque me gustan las entradas costumbristas. Vamos, que para mí así está bien.

    ¡Salud!

    1. Avatar de Javier

      Cierto. Me quedé en la regla anterior. No me gusta que lo simplifiquen: ¡lo hacen demasiado fácil!

      ¡Gracias por la corrección y por el feedback!

  2. Avatar de Juan
    Juan

    Me uno al gusto por tus entradas costumbristas, junto con alguna recomendación que haces de vez en cuando. Por ejemplo he empezado a ver “drive to survive” de netflix, que recomendaste hace alguna semana, y tb desconocía (siempre he ido a la sauna del gimnasio y ni me he molestado en informarme) que existían las saunas tonel y que se podían alquilar y disfrutar. De todo se aprende, y si además es con tu estilo desenfadado, pues además es ameno. Prost! con una Pilsen urquell en la mano, aunque tb le doy a veces a las cervezas de trigo 🙂

    1. Avatar de Javier

      Ostras, pues muchas gracias por el feedback, Juan. Me alegro de haberte descubierto esas cosas. ¿Sigues la F1?

      Prost, Kamarad!

      ¿Por dónde paras?

      1. Avatar de Juan
        Juan

        La verdad es que desde que es de pago no tanto como antes. Pero siempre me ha gustado todo lo que la rodea, además de que me gusta el automovilismo en general.

        Un saludo desde Barcelona!

        1. Avatar de Javier

          Desde que es de pago mucho mejor, hombre. Se ve del tirón y sin anuncios la mar de a gusto.

          Saludos!

  3. Avatar de Ed
    Ed

    El blog está perfecto como está, yo vengo a leer y relajarme un rato, todo lo demás es accesorio (wordpress, modulos o diseño). Me gusta cuando preguntas sobre algún tema o recomiendas alguna película y el resto de lectores aportan en los comentarios

    Admiro tu capacidad para mantener buenos hábitos : correr, meditar.
    Teniendo la rutina de correr, complementarlo con HIIT o la calistenia creo que te vendrían genial para fortalecer músculos del tren superior. Yo si paso mas de 1 semana sin hacer deporte me duele todo. No se como la gente con vidas sedentarias pueden vivir sin deporte.

    Cocinar puede ser una forma de meditación (a mi me relaja, igual que fregar los platos).

    No conocía la serie Drive to survive, tiene una pinta estupenda, no creo que en mi caótica vida pueda sacar tiempo para verlo, prefiero practicar unos derrapes en el mundo real (es broma), como plan B, igual este fin de semana juego al simracing.

    Suerte con el empleo de conductor, es para ti.

    1. Avatar de Javier

      Gracias por el feedback, Ed.

      ¿Simracing? ¿Qué simulador?

      Gracias!

      1. Avatar de Ed
        Ed

        Juego al Assetto Corsa en la version antigua de 2014, supongo que la versión de Assetto Competiciones de 2018 será mejor, pero no necesito más para divertirme un rato. Creo que Assetto es el más popular.
        En su día probé el Project Cars (más arcade) y el Race Room (el sonido es espectacular, pero se me colgaba el PC).
        La gente que compite online a nivel serio usa el Iracing (es caro y por suscripción anual).
        Yo juego solo contra el ordenador para pasar el rato, no he entrado nunca en carreras online. en Lo bueno del simracing, es que elijas el que elijas te lo pasarás bien.

  4. Avatar de PrometoRegistrarmeUnDia
    PrometoRegistrarmeUnDia

    La verdad es que cuesta pensar en que querría ver distinto en el blog. Me gusta seguirte por como eres y el blog se siente auténtico tal y como es y eso le da mucho valor.

    1. Avatar de Javier

      Ostras, gracias. ¡Qué cumplidos!

      Gracias por el feedback.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *