Primera semana de carreras

Luqui berrea. Deben de ser las cinco y media. Me revuelvo en la cama. Quince minutos después, parece que cesa en sus berreos. En mi cama, me pregunto si saldré a correr.

Ayer salí. Voy muy bien en el programa. Hoy no iba a salir: los lunes son especialmente difíciles, así que no me voy a obligar a levantarme pronto y a salir a correr en el frío.

Doy vueltas en la cama. Son las seis y veinte. Me sorprendo a mí mismo levantándome, poniéndome las mallas, enfundándome las medias.

Las medias han sido mi última incorporación al equipo. Las compré para ir a esquiar y he descubierto que funcionan muy bien para correr por la mañana.

Salgo por la puerta y encuentro un chupete en el suelo. Está helado. Lo dejo a un lado, salgo a la calle y echo a correr.

La nieve sobre el asfalto se ha derretido ya. Correr así es otra cosa. Apenas unos finos copos caen bajo la potente luz del foco.

Al regresar a casa, miro el termómetro. Dos grados sobre cero: calor.

Hoy he sentido hasta ganas de alargar la vuelta, pero quisiera mantenerla así un par de semanas más hasta haber asentado la rutina. Ya es bastante que me esté levantando cuatro veces a la semana para salir a correr a primera hora, en la oscuridad y el frío. Y me está sentando bien.

Es una mezcla de todo: sigo avanzando en el Uncrunching y siento mucho menos dolor ahora, así que eso ayuda mucho, pero salir por las mañanas me activa para empezar el día y me exige de una manera en que no lo hace ninguna otra actividad en mi rutina diaria. Estoy muy orgulloso de mí y muy contento conmigo mismo por haber superado la primera semana.

Mencionar, antes de que lo olvide, que me escribieron del prometedor puesto de ingeniero que habla español: habían decidido que no iba a ser yo. Algo así era lo que decían y también cómo lo decían. Bajón, pero bueno: si va a ser que no, prefiero saberlo cuanto antes. Así puedo enfocarme en otras cosas.

Estoy mirando una plataforma llamada Preply y considerando la posibilidad de dar clases de español online. No hace falta tener ningún títiulo y creo que me divertiría haciéndolo y sería una manera de ganar algo de dinero y hacer algo útil. Ahora vienen las navidades y son malas fechas para empezar algo, pero si me pongo así no voy a hacer nada, así que tal vez me anime esta semana y complete el proceso de alta, que consta de subir una foto, una descripción, un vídeo de hasta dos minutos y esperar a que, en el plazo de cinco días, la plataforma dé el visto bueno (cinco días laborables).

Ayer, encuentro con amigos en Múnich en lo más arriesgado que hemos hecho en términos de coronavirus en los últimos meses, y casi que desde el principio. Todos testeados pero juntos y sin máscarillas. Y los tests estos caseros… poca confianza les tengo yo, pero bueno. Un poco tendremos que ir viviendo… Ah, y test de saliva, que es el primero que hago.

Sigo a la espera de que tanto los de GitHub Copilot como los de openAI Codex me ajunten y me dejen probar su software. Tuiteé el vídeo que más me impacto, pero voy a compartir aquí también el mismo.

Se trata de un vídeo que muestra la creación de un sencillo videojuego mediante la escritura de instrucciones de lenguaje natural que el ordenador va intepretando a javascript. Es sencillamente impresionante: un proceso creativo colaborativo entre un ser humano y una máquina.

Ayer, final de la temporada de F1, que vi en diferido, y que se resolvió en la última vuelta. Con mucha polémica, eso sí. Hamilton se quedó sin su octavo título y Verstappen obtuvo el primero. Carrerón muy emocionante, una vez más, y ahora se despide la temporada hasta finales de marzo, cuando regresará con un gran cambio de normativa que promete más espectáculo, con cambios aerodinámicos que facilitarán que los coches se sigan más de cerca. Ya veremos.

Y lo voy a dejar aquí, que Luqui sigue durmiendo y todavía tengo que revisar la columna y subirla, y ya estoy teniendo mucha suerte.

¿Para qué poner límites a la suerte?

3

Comentarios

6 respuestas a «Primera semana de carreras»

  1. Avatar de Eidan
    Eidan

    Pues aquí tengo a los compañeros de curro que no cagan con el Verstappen. Es que aparte de ser holandés, es del terruño y, por consiguiente, uno di noi (aunque el fulano viva en Monaco o algún sitio similar).

    1. Avatar de Javier

      Eh, gracias por el comentario. ¿Por dónde paras tú? ¿Holanda?

      Sí, vive en Mónaco. Lo leí el otro día. La mayoría lo hacen.

      1. Avatar de McGlor
        McGlor

        Holanda, indeed, cosas de trabajo y eso.

        1. Avatar de Javier

          El caso es que me había dicho “Este Eidan suena como McGlor”. Mira, había acertado. Gracias por la aclaración. ¿Y en qué trabajas?

  2. Avatar de PrometoRegistrarmeUnDia
    PrometoRegistrarmeUnDia

    Impresionante el video del Codex :O

    1. Avatar de Javier

      Sí. He podido hacer por mi cuenta algunas cosas bastante impresionantes, pero en el vídeo es que le sale todo bien.

      Enviado desde el móvil en plan prueba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *