C de Corona

El viernes pasado no publiqué. Tenía una angustia impresionante. Atravesando la enésima crisis del Uncrunching, no tenía ganas de nada y, a las cosas que tenía que hacer, llegaba justito y de mala gana.

Algunas sesiones de yoga más tarde, y con algo de tiempo para procesar la angustia, que también ayuda, hoy salgo del otro lado de ese enésima crisis. Con menos retorcimiento, con menos dolor. Joder, qué gusto y qué alegría vivir así, aunque sea un día.

Vamos de nuevo con la escritura y el relato de algunos acontecimientos que han tenido lugar en los últimos días. Tres son los temas que vienen para hoy.

C de Corona

Mis suegros, por fin, después de dos semanas largas de confinamiento, han sido liberados. “¿Por qué tardan tanto?”, me preguntaba.

—Han dado positivo otra vez —me decía Daniela.

—¿Otra vez? —respondía yo—. Caray.

Ayer vinieron porque habían dado negativo en el test que se habían hecho en la farmacia.

Al principio, creí que había entendido mal la historia. Pero no: lo había entendido bien. Permítanme contar el asunto.

Resulta que mi suegra se encargaba de hacer los tests rápidos en casa. Desempaquetaba los diferentes elementos, le daba un palito a mi suegro para que se hurgara la nariz y ella, con el otro, hacía lo propio. Luego a la probeta, cuatro gotas y a esperar. Ya sabes cómo funciona esto.

Sabrás también que está la ventanita en la que aparecen las rayitas y que, a un lado, tiene una C y una T.

Debo admitir que yo también lo encontré confuso la primera vez.

Pues bien, mi suegra creía que la C era de Corona.

¿Para qué leerse las instrucciones del test, cuando se puede interpretar creativamente como los posos de un café?

Estuve una hora riendo. Hasta lloré de la risa. Todavía hoy me río al recordarlo.

Programando el Oráculo de ESDLV

Me he enfrascado en el nuevo proyecto del que hablé: una integración de GPT-3 en ESDLV tirando de su API y de un poco de JavaScript.

Nada como programar cuando estoy hundido en el malestar. Me meto tanto en lo que estoy haciendo que me olvido hasta de la angustia. Cuando me doy cuenta ya ha pasado una hora. Cuando paro a comer, sigo dándole vueltas a cómo resolver los siguientes puntos del desarrollo. En fin, un auténtico vicio.

Tengo el proyecto bastante avanzado. Lo estoy desarrollando en local y, de momento, tengo una página hecha, un formulario, una rutina que tira de la API basándose en una biblioteca que he encontrado en GitHub (gracias) y me queda la parte de presentar la respuesta de GPT-3. Para ello tengo que pasar la variable de una función en PHP al script de JavaScript, lo cual hago por primera vez y tiene lo suyo. Pero es una pasada. No sabía si sería capaz y adivina: lo estoy siendo. ¡Qué guay!

Me quedan algunas horas de desarrollo todavía. Luego lo probaré y lo ajustaré en producción y, finalmente, si funciona adecuadamente, lo presentaré en sociedad.

Por cierto: ¿sabes cuántos usuarios registrados han pasado por el último post?

Uno: yo.

Sería muy triste si no fuera porque ya es bastante triste.

Suspendido

Jordi, un antiguo lector de ESDLV de la primera época y que vive en Múnich, me ha hecho llegar el manuscrito del libro que ha escrito: “Suspendido”. Sacarlo del sobre y ver la portada me ha puesto los pelos de gallina. Afortunadamente, me ha dado por reírme.

Cuenta la historia de un chico que estudia Ingeniería Industrial en la Universidad Politécnica de Valencia en la década de los 90. Además de eso, este chico se hace cargo de la revista de la escuela. En pocas palabras: es un libro acerca de mí. El surrealismo puro llama una vez más a la puerta de mi vida, pero hemos venido a jugar.

Hasta ahí llegan las similitudes. Estoy deseando leerlo.

6

Comentarios

3 respuestas a «C de Corona»

  1. Avatar de Adrian
    Adrian

    Yo estoy registrado como concepto general, pero no sé si estoy leyendo esto dado de alta ni cómo hacerlo si no es el caso…

    Saludos,
    Adrián

  2. Avatar de Ed
    Ed

    Registrado por primera vez!. Reconozco que lo intenté en el pasado y no encontré en link. Al ver a Adrián registrado he pensado que sería posible.
    Me ha costado encontrar el enlace al registro, lo buscaba en el footer o en alguno de los enlaces del menú de colores. Leyendo en diagonal, no lo vi en el “Centro de control”, camuflado como “Registro — Las reglas de la casa”, escondido entre “Manifieso” y “Los viejos tiempos de ESDLV” 😉
    Acostumbrado al login de otras web, espera encontrarlo arriba a la derecha.

    Dejo aquí en enlace por si a alguien mas no lo encuentra:
    https://elsentidodelavida.net/wp-login.php?action=register

    Otra cosa rara de usuabilidad. En la parte de registro, después de meter el nick y el email, no hay ningun botón para pulsar con el ratón (o el dedo en el móvil). Por suerte lo he hecho delante del ordenador y he pulsado con fé ciega la tecla “Enter” y he entrado !!!

    1. Avatar de Adrian
      Adrian

      Buena explicación, porque yo tampoco lo veía xD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *