Consultoría vital con PNL e hipnosis

¿Por qué consultoría vital con PNL e hipnosis?

No soy terapeuta. No soy soy coach. Las cosas claras y por delante.

Legalmente, no puedo hacer terapia y tampoco puedo hacer coaching. Carezco de documentos que me acrediten como lo uno o como lo otro.

Sin embargo, puedo hacer ambas cosas. Y muy competentemente. Si no te importan los certificados pero sí los resultados, entonces podemos trabajar juntos.

Ahora, en 2008 descarté suicidarme. Llevaba veinte años viviendo una agonía que, a lo largo del tiempo, se fue tornando lenta pero inexorablemente en una pesadilla de la que no podía despertar. Había visitado a médicos de diferentes especialidades, se me habían realizado numerosas pruebas, había probado a tomar pastillas. Incluso, en un último y desesperado intento, me había marchado a otro país con la esperanza de que un gran cambio en mi vida conllevara un gran cambio en mi estado.

Todos estos intentos fracasaron desgraciada y consistentemente.

En el verano de 2008 regresé a España hundido, confuso y desesperado. En Alemania había empezado una nueva vida en la que lo tenía todo: un gran trabajo como ingeniero en una multinacional, amigos, una novia, más dinero del que podía gastar… Un enorme vacío se abría paso en mi interior y nada parecía poder llenarlo. Daba igual lo que me comprara. Daba igual lo que hiciera, adónde fuera, con quién estuviera. Daba igual lo que probara. Lo que conocía no funcionaba y yo ya no sabía que hacer. Todo se derrumbaba a mi alrededor y verdaderamente se me acababan los recursos.

Así, dejé mi trabajo. Dejé a mi novia. Dejé a mis amigos. Lo dejé todo y regresé a España. Ese mismo verano contemplé detenidamente el suicidio. Se trataba de una vez más, pero esta vez se mostraba como el último recurso, como un acto de compasión hacia mí mismo; como se termina con la vida de alguien que lleva demasiado tiempo sufriendo.

Pero aunque estaba completamente agotado y desesperado, contaba con el apoyo de mi familia, así que finalmente descarté suicidarme y decidí que, incluso si tuviera que dedicar el resto de mi vida, encontraría lo que me sucedía y le pondría fin.

Comencé a estudiar Programación Neuro-Lingüística (P.N.L.) y completé estos estudios prácticos en tres años. Posteriormente amplié mis conocimientos con un máster de hipnosis ericksoniana.

La PNL es algo así como una psicología práctica. Se basa en la Teoría de sistemas y en el pensamiento sistémico (todo es un sistema) y tiene un enfoque eminentemente práctico.

La hipnosis ericksoniana es un tipo de hipnosis suave y relajada en la que se reconocen y activan los recursos inconscientes y se ponen al servicio del propósito a lograr.

A lo largo de mis estudios en estas disciplinas tuve la oportunidad de practicar con mis compañeros. Posteriormente trabajé con un buen número de clientes que acudieron a mi consulta con una variada muestra de problemas. A lo largo todo este tiempo, desde que en 2008 empezara a aprender y practicar con entusiasmo estos conocimientos, aprendí rápidamente a apreciar el valor de estas herramientas, que aquí pongo a tu disposición a través de mi servicio de consultoría vital.

Puedes contactar conmigo y te resolveré a cualquier pregunta acerca del servicio.

Acerca del servicio

Ofrezco el servicio de consultoría vital con PNL e hipnosis de manera telefónica y, preferiblemente, por videoconferencia.

Requisitos técnicos para la videoconferencia:

  • Dispositivo con cámara
  • Auriculares y micrófono
  • Conexión apropiada y estable a Internet
  • Lugar tranquilo en el que poder hacer la sesión

Requisitos personales para el cliente:

  • Puntualidad
  • Compromiso
  • Seriedad

Reserva del servicio

A través del siguiente formulario guiado puedes contratar una cita para una hora de consultoría.

Dado que actualmente estoy dando los primeros pasos y ajustando el proceso, durante un tiempo limitado el servicio es gratuito. A cambio te pediré que me respondas a las preguntas que te pueda plantear acerca de tu experiencia como cliente.

Cargando ...