Working, working, working.

Nueve menos cuarto de la mañana, vamos a empezar hoy con la letra “N”, y ya estoy aquí sentado tecleando después de mi meditación matutina. Diez minutos, cada mañana. Es poco, pero al ser diario, se nota. Es infinitamente más que nada. Lo hago cada día, religiosa pero apócrifamente. Con un poco de suerte habré escrito bien esa palabra.

También está el asunto de las comillas, si nos ponemos puristas. Mi editor de texto, Typora, altamente recomendado, en especial con el tema Pixyll, me pone estas comillas por defecto: “ejemplo”. En castellano se usan otras, no las tengo a mano. Son esas que se ponen a ambos lados de la palabra. En alemán, por ejemplo, se ponen las primeras, pero la que abre se pone abajo y la que cierra se pone arriba. El alemán tiene algunas particularidades ortográficas más, pero eso para otra entrada.

Ayer estuve trabajando de lo lindo, un día más. Por ejemplo, conseguí arreglar “Los viejos tiempos de El Sentido de la Vida”. Ya funcionan las páginas del archivo, así que ya se puede navegar de principio a fin. También he reescrito los enlaces que antaño iban a javiermalonda.com porque abandoné el dominio hace algunos años. Menuda sorpresa me llevé el día que lo abrí y había allí un tipo hablando de sistemas operativos y escribiendo en inglés. Aquí foto de Javier Malonda, que no era yo sino que se parecía a mi amigo Luis. ¿Quién es este hombre? ¿De dónde ha salido? ¿Consultor de sistemas operativos? Qué bueno que haya algo así. Le envié un mensaje diciéndole que yo también era Javier Malonda y todavía estoy esperando una respuesta. Qué cosas más curiosas.

Al final, y dado que no conseguí escribir una regla de reescritura funcional en el htaccess para cambiar las URLs del antiguo blog, opté por hacer un “busca y reemplaza” en los ficheros del mismo, para cambiar a mano las URLs en el código. Al ordenador le llevó un rato ir a través de los más de 28.000 ficheros que componen la copia estática de los viejos tiempos de ESDLV, y un rato más subir los casi dos Gigas que pesan. Qué pasada. Pero bueno, ya está funcional.

Estuve leyendo algunas historias, con el placer que me dio el poder verme a mí mismo escribiendo aquello en la distancia que dan los años. Está muy bien eso de poder verse a uno mismo en el pasado y desapegarse lo suficiente como poder leer aquellas historias como un simple lector. Eso me permite empatizar con vosotros mucho mejor.

Azarosamente, llegué a la entrada de “2012: Una odisea especial“, en la que me describía a mí mismo como un astronauta flotando en el espacio, lo que me permitió recordar el por qué del logo.

Un día, en algún momento, tal vez todavía en España antes de venirme a Múnich, fantaseé una vez más con volver a escribir ESDLV. Me di cuenta de que necesitaba un logo. Ahora, yo adoro a mi querido Gonzo, genial representación de un bicho raro; pero si voy a hacer algo grande de esto necesito algo propio, algo con su espacio para crecer. Me senté un momento e hice un dibujo de un astronauta, que representaba cómo me sentía entonces: enfundado en una pesada estructura; animado por venir ya de lejos mejorando, sintiéndome cada vez mejor, pero todavía lento y pesado, respirando trabajosamente. El banderín en la mano representa ese nuevo mundo por conquistar. Hasta que le pusiera esos extraños tonos y ese color lima-limón todavía pasarían años.

Pero bueno, ya está todo de vuelta, ya está todo en su sitio. Supongo que esto hará subir el blog rápidamente en el ranking de Google. Lo que de verdad sucederá, eso ya lo veremos. Pero me alegro de tener eso de vuelta en línea: fue mucho trabajo. Diez años.

Algunas posibles mejoras consisten en meterlo en un marco, dentro del cual se puedan poner algunos enlaces interesantes, y cambiar el CSS para que se pueda leer mejor. La letra actual es muy pequeña, especialmente en el móvil y en comparación con la actual, y las dos columnas no se adaptan bien a una pantalla pequeña pues en aquellos años todavía quedaba muy lejos lo de leer en el teléfono móvil. ¿Se puede cambiar el CSS de la copia estática del antiguo blog? Es un tema para investigar, pero de momento es secundario pues la copia es más legible.

Al margen de eso y de algunas cosas más, ayer tuve mi segunda videoconferencia con Rosana, que es como mi tercera cliente virtual.

Estoy en esa fase en la que trabajo gratis para ir probando esto. Es la primera fase de tres, e irá seguramente hasta finales de Octubre. Tengo dos clientes que quieren que les haga una página web. Tienen en común que tienen una idea muy difusa de lo que quieren, así que mi trabajo hasta ahora ha consistido en aclararles las ideas y esperar. Me ha resultado un poco frustrante, la verdad, pero también me ha dejado tiempo para seguir echando hormigón en los cimientos de ESDLV.

Mi tercera cliente, Rosana, necesita de dos de mis servicios: por un lado PNL e hipnosis y por el otro ayuda con la página web. Ayer hicimos la segunda videoconferencia.

Conozco a Rosana de haber leído su blog durante algún tiempo y me he alegrado mucho de, por fin, haberle podido conocer en persona. Viene de un viaje largo, tiene mucho que compartir y también mucho talento, pero está todavía un poquito atascada y necesita a alguien que le quite un par de piedras del camino. Eso es un placer para mí.

Ayer estuvimos trabajando algo más de dos horas del tirón. Hicimos un ejercicio de submodalidades de PNL para coger el bloqueo y desmenuzarlo y que se diera cuenta de la gran alegría que es tener un bloqueo así, porque lo puedes coger y desintegrarlo y tomar las diferentes piezas y empezar a hacer combinaciones para construir cosas nuevas y beneficiosas. De pronto pasas de haber estado sumamente jodido a que se te abra un nuevo mundo de posibilidades. Cuando terminamos estaba tan encantada que quería seguir en el trance. Qué enorme placer poder ayudarle; me pone una sonrisa en la cara.

En cuanto a la web, me la presentó por fin. Necesita algunos ajustes en los cimientos pero ya empieza a tomar forma. Tenía un par de artículos de ejemplo y me gusta su estilo, al que definiría como de divulgación científica para la gente de la calle. Tiene un estilo limpio, agradable y fácil de leer, y ese talento para comunicar de forma asequible, divertida y entretenida cosas que, de otra manera, serían lo que generalmente se considera como “infumable”. Ella ya tiene su hosting, su dominio y sus conocimientos básicos de WordPress. ¿Cómo le puedo ayudar? Apoyo técnico y logístico. Lo primero que necesitamos saber es si cambiamos la plantilla o empezamos a hacer ajustes sobre la actual. Decidir eso forma parte de sus deberes para el lunes que viene, momento en que nos encontraremos de nuevo.

Y bueno, son las primeras experiencias con clientes. Estoy trabajando gratis, así que me sirve para tomármelo con un extra de tranquilidad que lo hace muy agradable. Estoy aprendiendo, dándome cuenta de lo que mis clientes necesitan y de cómo puedo ayudarles. Y, sobre todo, estoy en marcha. Puedo tardar más o menos en llegar a donde voy, pero especialmente estoy aprendiendo a disfrutar del camino.

4

#clientes#disfrute#hipnosis#intensidad#PNL#trabajo#wordpress

Deja una respuesta

Tu direción de email permanecerá oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).