Winter has come

Me estoy encontrando con un desagradable problema con el monitor externo conectado al MacBook Air: cuando “se despierta” del reposo, el monitor externo no recibe señal. Las soluciones pasan por reiniciar el ordenador o desconectar y volver a conectar el cable. Hmmmm… Me recuerda a Ubuntu haciendo de las suyas.

Hoy ha llegado el invierno y lo ha hecho a lo grande: nos hemos despertado con una temperatura de seis grados bajo cero.

Está todo helado. Con el sol naciente, resplandece todo la mar de hermoso. Parece una postal de un lugar lejano, solo que es este. A través de la ventana puedo ver los setos escarchados. Las placas solares de la casa del otro lado de la calle están cogeladas.

Ayer fue un día duro. Recibí no uno ni dos sino tres rechazos laborales. Los de los microscopios, armas y telescopios me dijeron que no ofrecían el puesto de “Category manager” a tiempo parcial, así que se acabó el romance; los del transporte de artículos médicos me han dicho que no he pasado de ronda, como España en los mundiales; los de una consultora española en Augsburg me han dicho que no tienen nada para mí, aunque se guardan mi CV en sus archivos.

Yo soy mucho de poder con todo. El poder de mi mente es colosal: en mi mente puedo cualquier cosa. Ahora, en mi cuerpo, eso es otra cosa. Lamentablemente, aunque también afortundamente, en mi cuerpo sufro y padezco, y ya que hace unos años decidí que viviría en mi cuerpo, y llevo más de un lustro trabajando activa y afanosamente en volver a habitar mi ser, pues ayer estuve sufriendo y padeciendo. Lo de los rechazos simplemente se juntó con una nueva crisis del Uncrunching. A medida que destuerzo los hombros y la parte alta del pecho, lo que queda es una parte fundamental de mí que ha estado retorcida de manera absurda durante treinta años, y entrar en contacto con ella es… Bueno, es lo que es.

Así que ayer, a última hora de la tarde, y tras pasar un día bastante angustioso, conseguí llorar unas lágrimas que me aliviaron en cierta medida. Todavía queda, pero cada vez queda menos.

Incluso así, conseguí comprar el armarito con espejo para el cuarto de baño.

Este es un asunto importante.

Llevamos desde que nos mudamos sin un espejo funcional. Tras el lavabo, simplemente apoyado, hay un espejo. A mí me queda demasiado bajo como para verme. Cuando me afeito, tengo que flexionar las piernas para poder ver lo que hago. Después de casi tres meses, echo de menos verme. Atrás quedaron los tiempos en que me evitaba.

Así que ayer visité dos Bauhaus. Sorprendente que tengamos dos a poco menos de quince minutos en coche, uno en cada dirección. Visité el primero, volví de vacío, investigamos por Internet y compramos uno que después fui a recoger.

Era ya de noche cerrada a pesar de ser las cinco y media de la tarde. Teníamos dos bajo cero y estaba todo helándose. Cuando llegué allí y la mujer me pidió que le ayudara a meter la enorme caja en un enorme carrito, me quedé de piedra cuando sentí el peso de aquel trasto. Madre mía.

Empujé el carrito hasta el coche y me las arreglé para meter aquel armatoste en el maletero. Queda por averiguar cómo lo sacaremos de allí y cómo rayos lo colgaremos. También queda por averiguar cuándo.

Tras los rechazos laborales de ayer, que me empiezo a sentir de lo más inútil del mundo, me empieza a urgir el asunto de hacer dinero. De entre las opciones que contemplaba hace un mes, me queda la de conducir discapacitados llevándolos al trabajo o adonde sea que quieran ir. Me gusta conducir y sé lo que es estar discapacitado, así que entiendo que puedo hacer bien ese trabajo, pero no termino de decidirme y pasar a la acción.

En cuanto a este sitio y a esta actividad de escribir, pues me lo estoy replanteando. En marzo se renueva el hosting y, la verdad, me daría pena dejarlo. Tal vez me dé el año 2022 para conseguir hacer esto sostenible de alguna manera. Si no, tendría que renunciar a ello. No puedo dedicar el tiempo que dedico a esto cada día sin ningún tipo de sostenibilidad. Es como meter dinero a un proyecto que nunca termina de despegar.

Y para terminar, haceros una consulta de taladros.

Estuve viendo ayer algo de la oferta del Bauhaus, pero… ¿qué me conviene? ¿Qué taladro sería apropiado para iniciarse y poder, por ejemplo, colgar el armario del baño? ¿Marca y modelo o al menos un precio orientativo?

3

#Bauhaus#bricolaje#invierno#sostenibilidad#taladro#trabajo

Contribuciones:

    • Javier - 21 de diciembre de 2021 @ 14:57

      Oh, gracias Manuel. Así ya me oriento.

  1. Ed - 22 de diciembre de 2021 @ 02:42

    Siento que no hayan prosperado las ofertas laborales, si has encontrado esas, encontraras otras, y cuando puedas hacer jornadas de 8h seguro que se amplia el rango de empleos.
    ¿Por qué no te decides al puesto de “conducir discapacitados”? pinta bien. Yo tuve un trabajo similar al inicio de mi carrera laboral y fui super feliz, todo el día en la calle (y no en una oficina), conduciendo y ayudando a la gente.

    Taladros de Bauhaus con requisitos: lowcost, para colgar armarios de baños, percutor y uso ocasional, con cable (no te interesa sobrepagar por uno a baterías)

    – 26€ Marca blanca, 600W con percutor. Tuve uno similar y me aguantó bastante años
    https://www.bauhaus.es/taladros/powerplus-taladro-percutor-powc10200/p/27706811

    – 33€ Black&Decker, 500W con percutor. Tuve uno identico y me aguantó varios años (al final termino quemando todos los motores cuando hay toca taladras suelo o techo de hormigón):
    https://www.bauhaus.es/taladros/blackdecker-taladro-percutor-beh200/p/26704283

  2. Ed - 22 de diciembre de 2021 @ 02:49

    Y respecto a la renovación del hosting en marzo, sería una pena perder el dominio y todo el contenido de valor en el que has trabajado tantos años (En javiermalonda.com tambien había mucho contenido útil de PNL y se perdió)

    Creo que antes de perderlo, algunos lectores estaríamos dispuestos a contribuir por paypal o patreon a su renovación. Otra cosa es compensar las horas que dedicas a escribir que eso es mas complicado de rentabilizar. Todas mis web siempre han sido deficitarias, pero me gustaba mantenerlas por hobby.

  3. Ramón - 22 de diciembre de 2021 @ 10:42

    Vamos por partes.

    Lo del monitor externo, a veces me pasa lo mismo. Desconecto el hub con el HDMI y lo vuelvo a conectar y funciona. Un coñazo.

    Trabajos. No ayuda un día en el que te rechazan tres veces, pero va a llegar. Cuando menos te lo esperes llegará. El problema es que eres una persona sobrecualificada para los trabajos a los que estás aplicando, y eso asusta a las empresas y piensan que te vas a ir rápido.

    No nos abandones, esto es terapia para todos. Creo que lo de Patreon podría ser una buena opción.

    Taladro. Tengo un Bosch normalito que pillé en Amazon y funciona de maravilla.

    abrazo!

    • Javier - 22 de diciembre de 2021 @ 18:07

      Prueba lo de conectarlo a la red. A mí me está funcionando. O eso o el update a la última versión, la 12.1.

      Me alegro mucho de leer lo de “Esto es terapia para todos”. Vamos allá. Ya encontraremos un camino.

      Abrazo!

Deja una respuesta

Tu direción de email estará oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.