Probando Gnome

Como no me podía estar quieto, tenía también que probar Gnome, no fuera a ser que me estuviera perdiendo algo. Como no podía instalarlo a la primera y hacerlo sin sustos, al parecer seguí unas instrucciones “cojas” y me encontré, tras un reinicio, con que no arrancaba el servidor gráfico. Tras algunas investigaciones e instalaciones suplementarias posteriores, conseguí arrancar Gnome. Aquí mis primeras impresiones.

Mejor terminado

La primera impresión es que está mejor terminado que KDE. Las cosas parecen estar mejor ensambladas. Todo tiene un diseño muy personal y redondo y parece estar pensado más en su conjunto dentro de una filosofía muy particular. Difícil decir menos diciendo más.

Menos posibilidades de configuración

Así, de entrada, me parece que se le pueden hacer muchas menos perrerías, aunque he visto que se pueden redefinir muchos atajos. Me propongo ajustarme al entorno de ventanas esta vez en lugar de al revés. Llamémoslo “desarrollar la plasticidad cerebral”.

Mejor integración de aplicaciones GTK

La aplicación del pomodoro; Typora, que está basado en GTK… En fin, estas aplicaciones están hechas para GTK y, hacerlas rodar en KDE, aunque se puede, no es lo suyo. Y eso se nota.

Escritorios en vertical

Algo que me ha llamado mucho la atención es que los escritorios virtuales se organizan en vertical, y a van apareciendo a medida que se van llenando los anteriores. Suelo tener cuatro y suelo tener una organización fija para los mismos. Por ejemplo, Spotify va siempre en el cuarto. Esto es una historia diferente.

He visto que este comportamiento se puede modificar con una extensión, pero lo quiero probar un poco más para probar cómo me acostumbro.

El clásico panel de aplicaciones de Gnome… se fue.

Una de las cosas que más me ha sorprendido es encontrar que ha desaparecido el clásico panel de aplicaciones que se encontraba en la parte izquierda de la pantalla. Similar al de Mac pero en esta otra ubicación, me parecía mucho mejor situado que el de la manzana. Siendo que los monitores son más anchos que largos, tener un “dock” en la parte inferior de la pantalla que limita el espacio vertical disponible para las aplicaciones todo el tiempo me parece una decisión sencillamente muy cuestionable. Aunque rompe la simetría de la pantalla, mucho mejor en un lateral.

Ahora, al parecer en las últimas versiones de Gnome, este panel… se ha ido. Aparece de nuevo al llamar al invocar ese… ¿modo?… llamado “Actividades”, pero ya no está ahí todo el tiempo. Ok, interesante.

La barra de tareas

En la parte superior… ¿la barra de tareas? ¿Cómo llamamos a eso?

Me gusta su aspecto. Sencillo, elegante. A la izquierda tiene el menú de actividades y el menú de la ventana actual. En el centro, la hora y fecha, y también desde ahí aparecen las notificaciones. A la derecha, algunos iconos: red, teclado, ubicación… Al parecer, los que no están ahí, se esconden en un menú oculto en la parte inferior izquierda de la pantalla. De casualidad los he encontrado.

Recapitulando las primeras impresiones

Estas son sólo algunas primeras impresiones de este primer uso de Gnome.

En general, me gusta. Está bien acabado, bien pensado, y se aleja de las convenciones habituales del gestor de ventanas de Windows. Hace las cosas muy a su manera, y eso es al menos atrevido.

Después de un par de semanas de uso os comentaré qué tal más en profundidad.

Y hasta aquí este artículo de hoy, cogidito con pinzas y sin más.

1

#gnome#linux#probar

Contribuciones:

  1. Ed - 30 de diciembre de 2020 @ 14:00

    Me ha gustado esta columna. Siempre se aprende algo nuevo.

    Que bien te lo estás pasando explorando las infinitas opciones de Linux 🙂
    No tienes miedo en experimentar. Yo soy mas conservador y en mi ordenador personal no me gusta hacer muchas pruebas. Algunas vez que he querido probar otros escritorios (KDE, LXDE, Budgie, Mate, XFCE, Cinnnamon) siempre lo he hecho desde la distribución mas optimizada ( https://ubuntu.com/download/flavours ). Siempre los pruebo desde un USB-Live o en una máquina virtual para no romper nada.
    Después de años de “distro hopper”, al final me he quedado con Ubuntu estandar y su Gnome.

    Coincido 100% en tu opinión de Gnome. Me parece mas “agradable al tacto” con sus iconos redondeados. Es muy minimalista (filosofía Mac), sobre todo si vienes de KDE. Han dejado las opciones mínimas para que la gente no se lie. A mi también me costo adaptarme al “menos es mas” pero ahora me gusta así.

    Los escritorios virtuales es un inventazo de Unix. Para no dispersarme he reducido los 4 que vienen por defecto a 2. Uno para las ventanas de trabajo y otro para las ventanas personales.
    Me da lo mismo que estén en horizontal o en vertical, es un concepto “virtual”. Lo que uso mucho son los atajos de teclado:

    – “Tecla de Windows: Para buscar aplicaciones (mas rápido que seleccionar con el ratón de un menú o usar “Windows+A”) y para ver todas las ventanas abiertas para poder ordenarlas en el escritorio virtual que quiero.
    – Windows+AvPag: : Bajar de escritorio
    – Windows+RePag: Subir de escritorio
    – Windows+Flecha izquierda (o derecha, o arriba, o abajo): Para ordenar las ventanas y poner 2 en paralelo

    Un atajo de ratón es llevar el ratón a la parte inferior de la pantalla y usar la rueda de scroll del raton para “subir y bajar” de escritorio virtual. Lo descubrí de casualidad y es útil cuando no quieres soltar la mano del ratón.

    – A mi también me parece mas lógico el “dock” a la izquierda. Sobre todo desde que los monitores son panorámicos 16:9. Se desaprovecha menos “altura” y es práctico para leer texto sin hacer scroll.
    Era una novedad que introdujo Ubuntu hace años con Unity y que han mantenido en Gnome pero a lo que nunca me acostumbré. Tengo desactivado “Ubuntu Dock” y en su lugar uso una barra inferior estrecha, similar a la de Windows95 con una extension de Gnome que se llama “Dash To Panel”. Es muy personalizable y te permite eligir donde lo quieres todo (lanzadores, iconos hora, tamaños, desagrupar aplicaciones)

    Otras extensiones de Gnome que he usado en algún momento por si quieres jugar
    – ArcMenu: Es un menu de Inicio similar al de Windows (personalizable hasta el infinito para que se parezca a un windows95, 10, Mac, … o lo que quieras)
    – Favorites Menu: Un lanzador rápido de las aplicaciones mas usadas. Aunque no lo uso, porque me he creado un atajo de teclado para las app que mas uso o uso el buscador para lanzarlas.
    – Removable Drive Menu: Icono para “desmontar” disco duros externos
    – “Sound Input & Output Devide Chooser”: Atajo para seleccionar las fuentes de ayudo entre el mogollon de altavoces, cascos, bluetooth, etc.. que usamos en estos tiempos de videoconferencias

    – La barra de tareas superior (estilo Mac) no la tengo. No le encuentro la utilidad y me roba espacio vertical. Su funcionalidad (fecha, red, notificaciones) la tengo integrada en la barra inferior con “Dash To Panel”. Al estilo Windows95. Soy un clásico

    • Javier - 31 de diciembre de 2020 @ 19:40

      Me acabo de hacer una instalación limpia de Ubuntu 20 con su Gnome. Lo que tenía era un engendro de Linux Mint 18 con KDE, una distrubución Frankeinstein de hace un par de años.

      Me dio el mismo problema que la otra vez al instalar: crasheó el instalador al final. Luego no arrancó (no arrancaron las X) por un problema de algún tipo. Descubrí que el problema veía al seleccionar la opción de instalar drivers y demás extra durante la instalación, así que volví a probar y esta vez sí culminó. Luego tuve que instalar los drivers de nvidia porque el sistema era prácticamente inusable sin ellos.

      Ahora va esto fenomenal, y el Gnome me está encantando.

      • Ed - 31 de diciembre de 2020 @ 20:29

        Ubuntu20 era el caballo ganador por el que hubiese apostado para ti. (Mint lo recomiendo para alguien que solo ha conocido Windows).
        Cualquier duda pregunta,
        Deseando leer las columnas donde nos cuentes los trucos y software que vayas descubriendo.
        Acaba 2020 con un Linuxero mas.

Deja una respuesta

Tu direción de email estará oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.