Mis programas de utilidad en Linux

Hoy quería hacer una pequeña recopilación de algunos pequeños programas que he instalado y que me resultan de utilidad. Y lo voy a hacer. Lo único es que, entre tanto, han sucedido algunas cosas más con este sistema, algunas de ellas trepidantes y sorprendentes. Así que voy a incluirlo también en esta entrada. Vamos allá.

Un Linux con vida propia

Ayer me decidí por fin, una vez más, a meterle mano al Grub. Como conté, había demasiadas entradas en el menú de arranque, así que quería hacer limpieza. Además, borré la partición de Ubuntu que no funcionaba.

Había intentado antes hacer limpieza de Grub pero, por algún motivo, no había funcionado. Esta vez sí lo hizo; vaya si lo hizo.

—Mañana tenemos el reconocimiento paterno –dijo Daniela—, ¿puedes imprimir de nuevo la primera hoja de tu certificado de nacimiento? Parece como si se hubiera aplastado un bichito en mitad del folio.

—Claro —respondí.

Lo hago en un momento. Tan sólo arranco Linux y…

Glub.

El Grub había desaparecido.

No había allí ningún sistema operativo que arrancar. De cinco que había, ahora no había ninguno. Sólo la línea de terminal del Grub rescue.

La madre que lo parió.

Investigué un poco. La solución viable: rufus + boot repair disk. De hecho, me sonaba haber tenido que hacer esto antes.

Como en el portátil de Daniela no puedo descargar nada porque es el del trabajo y está “capado”, tuve que recurrir al ultra-viejo portátil con Lubuntu que tenemos y, desde allí, usar una herramienta nativa para crear un USB stick de rescate. Lo hice y me fui a dormir. El certificado de nacimiento lo imprimimos a través de otra vía. Madre mía.

Hoy me puse a rescatar el Grub. Seguí las instrucciones y reinicié el ordenador. Había funcionado. Eso sí, ahora el menú de Grub ha quedado tan limpio que sólo aparece la partición de Linux Mint para arrancar. En fin, los problemas se solucionan de uno en uno.

Arranco.

Algo raro pasa. Me cuesta un momento descubrir qué es. La pantalla del portátil está apagada.

El monitor externo funciona. La pantalla del portátil está apagada. Lo que llevaba varios días intentando conseguir, de pronto hoy… funciona… y no sé por qué. Espontáneamente.

Ok.

Abro el navegador. El navegador no navega.

No resuelve DNS. What the

Abro un terminal. ping 8.8.8.8. Houston, tenemos ping. No resuelve nombres.

Después de un rato de investigar, termino editando el /etc/resolv.conf a mano y añadiendo el nameserver 8.8.8.8. Tumbo y levanto la red. Funciona.

What the…

¿Por qué esto ayer funcionaba y hoy no? ¿Por qué lo del monitor ayer no funcionaba y hoy sí?

¿Y por qué espontáneamente?

¿Qué más habrá sucedido entre ayer y hoy?

Pequeños programas de utilidad

En fin, más allá de estas preguntas de filosofía informática, y en particular linuxera, vamos con algunos pequeños programas que he instalado y que me han gustado mucho.

Variety

Permite cambiar el fondo de pantalla diaria y automáticamente.

Tiene una serie de fuentes que se pueden configurar y, cada día, presenta un nuevo fondo de pantalla. Me gusta para dar variedad al escritorio. Una cosita pequeña y meramente visual pero que agradezco.

Variety

gnomepomodoro

Un temporizador pomodoro para el escritorio.

He intentado instalar algo específico para KDE pero en vano y, aunque este está hecho para Gnome, se integra bastante bien. Ahora me queda acordarme de ponerlo en marcha.

Pero me está gustando eso del método Pomodoro. Podemos hablar de este método otro día, que viene muy bien para tragar sapos.

gnomepomodoro

redshift-gtk

Ajusta el brillo de la pantalla dependiendo de la hora del día.

Funciona bastante bien. Se conecta a un servidor de geolocalización y utiliza la posición para calcular el brillo más apropiado en función de la hora, adaptando el brillo del monitor a medida que se va haciendo de noche.

redshift-gtk

Darktable

Por último, un programa que no es en absoluto pequeño sino grande. Edita fotografías.

Buscaba un sustituto al sencillo y funcional Photos de Windows y he terminado instalando este, que es sumamente completo y complejo, y que viene a ser la alternativa open source al Lightroom de Adobe. Me queda aprender a usarlo, pero parece muy potente.

Darktable

Despedida y cierre

Hasta aquí esta pequeña recopilación de programillas de utilidad para Linux. ¿Qué usáis vosotros de este corte?

2

#linux#programas#sorpresa#utilidad

Contribuciones:

  1. Ed - 24 de diciembre de 2020 @ 19:16

    Buenos programas.
    Yo tambien usaba el Redshift/flux para cambiar el color de la pantalla por la noche (usaba el widget opcional de de Gnome que se integra en la barra de tareas, pero en Ubuntu20 es un ajuste accesible en el panel de configuración del monitor y ya no tengo ese widget), Tambien usaba Pomodoro (el widget de Gnome en la barra de tareas), pero lo he sustituido por temporizador físico del Lidl de 6€ que puedo tocar con mis manos.

    Curioso que teniendo el escritorio de KDE, uses tantos programas de Gnome/GTK.
    Hace 20 años que no uso KDE ¿Estos programas los lanzas independientemente o se integran como widgets en la barra de tareas de KDE?

    Variety no lo conocía. No suelo personalizar el fondo de escritorio, en estos momento llevo el que original. Cambio varias veces de ordenador al año y procuro adaptarme a la configuración estandar para que cada formateo no me lleve mas de 2 horas volver a dejarlo como lo tenía. Intento tener todo en nube

    Darktable tampoco lo conocía. Me lo apunto por si alguien lo necesitase, yo no creo porque solo hago fotos con el movil y no salen de él. En el PC uso los visores estandar que vienen con Linux para hacer pequeños ajustes, a veces uso Gimp y otras veces uso editores online tipo https://www.photopea.com/

    Mi aportación a este listado de aplicaciones es “Flameshot”, la herramienta que uso para hacer recortes de pantalla y editar rápido.
    El resto son los sospechosos habituales de Windows (Dropbox, Zoom. Calibre, Dropbox , Transmision, Filezilla, SublimeText, LibreOffice, AutoFirma, HansBrake, Teamviewer, VirtualBox, Audacity)

    • Javier - 25 de diciembre de 2020 @ 18:47

      Jeje, buena idea lo del temporizador físico. ¿Tiene forma de tomate?

      Al parecer hay más aplicaciones para Gnome/GTK que para KDE/QT. ¿Es posible? Se integran como widgets en la barra de tareas con mayor o menor fortuna.

      No conocía ni AufoFirma ni HasnBrake. Me alucina que hasta la administración pública soporte Linux hoy en día. Hace 15 años era una utopía.

      Gracias, Ed.

      • Ed - 28 de diciembre de 2020 @ 17:49

        jejeje, Mi temporizador no tiene forma de pomodoro, pero tengo uno para cocinar con forma de huevo 😉 Los mecánicos hacen demasiado ruido para trabajar.
        Mi temporizador físico es digital y ademas da la hora, fecha , temperatura. Me he quitado todos eso iconos del ordenador (minimalismo al poder) y así me obligo a mirar fuera de la pantalla de vez en cuando (lo tengo en la ventana para obligarme a levantarme cada vez que quiero consultar la hora)

        Quizás haya mas widget y aplicaciones nativas en GTK, por ser Ubuntu. Mint, Debian y Fedora las distribuciones mas populares y llevar alguna variante de Gnome/GTK.

        Handbrake es genial para convertir formatos de video y bajarles el peso. Es sencillo que es lo que yo necesito.
        Autofirma es la app oficial de Hacienda para firmar PDF digitalmente con el certificado electrónico. Llevaré 10 años haciendo todas las gestiones oficiales online. El Certificado Digital de la Fábrica de Moneda y Timbre es un inventazo para todo. y mas sencillo que el DNI digital (desistí de usarlo hace mas de 10 años, ni en windows funcionaba bien, solo conseguí hacerlo funcionar en un ordenador viejo que guardaba entre algodones y solo arrancaba cuando tenía que hacer algún trámite…. hasta que dejó de funcionar para siempre)

        • Javier - 29 de diciembre de 2020 @ 18:43

          Eso te iba a decir, que no tiene que ser muy agradable trabajar con el tic tac sonando al lado…

          Tomo nota del Certificado Digital de la Fábrica de Moneda y Timbre. Gracias.

          • Ed - 30 de diciembre de 2020 @ 00:50

            El Certificado Digital de la Fábrica de Moneda y Timbre tiene un handicap para ti: Hay que recoger la contraseña físicamente en un papel en alguna sede en España 🙁

            El trámite se inicia desde tu casa:
            – Solicitas el certificado desde un navegador (importante guardar el certificado de solicitud en ese ordenador concreto)
            – Eliges la oficina donde quieres recoger el papel con la contraseña. Es necesario ir físicamente para acreditar tu identidad con el DNI. Será la última vez que pises una oficina de la Administración
            – En el mismo ordenador que hiciste la solicitud (tiene el certificado que genero la solicitud), continuas el proceso de alta introduciendo la clave que te han dado en el papel. Con esto ya te descargas el certificado (lleva contraseña) y le haces una copia de seguridad.

            Con este certificado puedes hacer cualquier trámite oficial , desde cualquier navegador (de lo mismo Windows,Linux, Mac, Android, iOS).
            Yo lo uso para pedir certificados de empadronamiento en mi ayuntamiento, enviar formularios en Registros, papeles de Hacienda, de Tráfico, licencias de obras, fianzas, etc….

            Otra opción es el “DNI-e”, pero no funciona en todos el organismo, tecnicamente es mas complejo, caduca cada X meses y para renovarlo tienes que ir a una comisaría física. (El Certificado Digital puedes renovarlo online)

            El sistema “Cl@ve PIN” es mas sencillo y vale para muchos trámites pero no lo tienen en todos los organismos oficinales.

            • Javier - 30 de diciembre de 2020 @ 12:10

              Interesante. Gracias por la info.

Deja una respuesta

Tu direción de email estará oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.