Metiendo la casa dentro de la casa

Hasta que vaya encontrando mi rutina, iré escribiendo a saltos. Hoy, por ejemplo, son las siete y cuarto de la mañana, y estoy sentado sobre el borde de la cama medio tapado con los edredones y el ordenador sobre las piernas. Me he puesto las gafas porque, por las mañanas, recién despertado, me veo menos que un gato de escayola.

Me desperté a las seis y media y aproveché para poner el ordenador a descargar los dos gigas y medio de update de Big Sur, el sistema operativo del Mac. A estas horas puedo tirar de la red de la casa de mis suegros sin molestar a nadie. El update se descargó y después salió un mensaje de que algunas instalaciones no se pudieron llevar a cabo. Así que se ha quedado el iconito de las preferencias del sistema con el puntito rojo con un uno dentro para decir que hay un update pendiente. Si tiro a hacerlo, me dice que algunas instalaciones no se pueden llevar a cabo. La pescadilla que se muerde la cola. El primer update del ordenador ha salido rana. Es una lástima. Tal vez Ramón pueda echar luz sobre el asunto, ya que mencionó en un comentario que tenía también un MacBook Air. ¿Habrá podido actualizar? En fin.

Hoy, con ayuda de la gente que nos ayudó con la mudanza, vamos a meter la casa dentro de la casa. A partir de las nueve y media empezaremos a sacar cosas del garaje y a meterlas en la vivienda, repartiéndolas por las diferentes habitaciones. Nos espera mucha faena.

La gran pregunta hoy es si dormiremos en casa esta noche. Bastan un par de colchones en el suelo, pero estaría bien tener unos mínimos de calidad, como llenar la nevera, equipar el baño, tener algunas cosas a mano. Yo no lo veo, pero el día es largo y tal vez lo logremos, aunque nos lo podemos tomar con calma. ¿Para qué correr? Esta es una ventaja de tener a los suegros cerca.

Ayer llegó mi bici. Me la había enviado mediante un transportista polaco que encontré en una plataforma de envíos, clicktransport o algo así. La recogió hace un par de días y ayer, mientras limpiábamos en la casa nueva y metíamos un par de cajas, aparcó el hombre en la puerta y bajó la bici. Impresionante. 140 euros.

Contaría más cosas, especialmente acerca de lo que hice este verano y de las nubes de mosquitos que nos azotaron, pero mi postura es aquí algo precaria y el fresco me rampa las pantorrillas, así que lo voy a dejar aquí y voy a bajar a ver si me dan de desayunar.

2

#Mac#mudanza#update

Contribuciones:

  1. Manuel - 6 de octubre de 2021 @ 23:35

    6 países en los últimos 10 años me enseñaron que hay pocas cosas más gratificantes que dormir en tu casa, aunque sea rodeado de cajas y sobre un saco de dormir.

    Mi última mudanza gorda se completó gracias a un par de emprendedores, cuyo origen era sin duda eslavo, con una tarifa más que razonable. Dejé casi todas mis posesiones materiales en manos de unos desconocidos (como mucho un par de conversaciones en WhatsApp) volé de vuelta a España, y cuando llegué a mi piso descubrí que Piotr y so colega no estaban vendiendo mis (escasas) pertenencias en algún mercadillo en Bielorrusia, sino que habían cumplido y transportado todo sin incidentes hasta mi nueva residencia.

    Dormí, como digo, en un saco de dormir, rodeado de 5 o 6 cajas de mudanza, un viejo Lenovo de segunda mano con un Linux Mint (por primera vez en años no tenía portátil de empresa) y esa noche, tras un año y medio de horror, pude descansar.

    Cierto es, que desde entonces he “sufrido” alguna mudanza más, y descubrí que dormir en tu casa es un plus, pero dormir sobre una cama y con todo a mano también, sobre todo porque poco queda de aquel joven que podía mover todas sus posesiones en 6 cajas de cartón de tamaño medio.

    Mucha suerte con la mudanza y con la actualización del Mac.

    PS: No sé si le pasa a alguien más, pero las dos veces que he escrito una respuesta hoy he recibido un error de captcha, he hecho un browser back (el comentario permanece) y he hecho click en “Publicar el comentario” otra vez, y ésta, si se ha publicado sin problemas.

    • Javier - 7 de octubre de 2021 @ 21:34

      Jejeje, ¿reciclando ordenadores también?

      Impresionante lo de tu mudanza. Una cosa es confiar con una bici y otra con todas las pertenencias.

      Gracias. 🙂

      No sabía ni que había un captcha para los comentarios. Debe de ser porque no estás registrado. A mí, al menos, no me sale.

      PS: No intentes registrarte que, ahora mismo, la posibilidad está cerrada debido a la avalancha de usuarios spam durante el verano. Pronto más.

      • Manuel - 8 de octubre de 2021 @ 21:35

        Creo que solo he adquirido de primera mano un portátil en mi vida, y sería muy parecido a este https://www.youtube.com/watch?v=ZGb7sC4mpk0

        Ya no tengo problemas con los comentarios (no hice nada) creo que fue un problema de mi proxy que ayer estuve dando la lata.

  2. Ramón - 7 de octubre de 2021 @ 09:21

    Buenas!

    Soy demasiado nuevo en el mundo Mac 🙁 Por suerte no he tenido ningún problema con las actualizaciones, más bien con la aplicación de una de ellas, que se llevó por delante la sincronización con OneDrive. Por lo demás, todo bien.

    • Javier - 7 de octubre de 2021 @ 21:35

      Se arregló con un reboot, como comento en la siguiente columna. Pero gracias por la info 🙂

Deja una respuesta

Tu direción de email estará oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.