Marcando diferencias

Creo que fue ayer, o tal vez anteayer, que hablaba acerca de la diferencia entre sinceridad y honestidad. Ayer, desde luego, en la tertulia tras la cena, fue cuando hablamos acerca de la diferencia entre ironía y sarcasmo. Yo sabía que había una diferencia pero no sabía exactamente cuál. En general, usamos palabras diferentes para cosas diferentes. Sin embargo, también hay sinónimos, que son palabras diferentes para las mismas cosas. Igualmente, también son diferentes dos sinónimos, aunque signifiquen lo mismo. Hoy vamos con algunas diferencias que marcan la diferencia.

Vamos primero con la diferencia entre ironía y sarcasmo. Comencemos por las definiciones, porque cómo vamos a discutir acerca de algo cuando cada uno tiene su propia definición.

Revisando las definiciones de ironía, me encuentro que la página web de la que saqué la información el otro día cojeaba un poco. Vayamos pues primero con lo que entendí ayer consultando Internet. Recordemos que antes de esto que Internet es prácticamente infinito y que lo que hay son fuentes en Internet. Deberíamos honrar la fuente pero yo, ayer, ni siquiera miré de dónde salía esa información.

—Lo encontré en Internet.

—¿En Internet dónde?

Lo encontré en Internet es un poco como: «Me lo dijo el viento». Nos falta la respuesta a la pregunta «¿Quién dijo qué?». Mentalidades enteras se pueden venir abajo en cuanto se requiere de un poco más de precisión.

—He construido todo este edificio a base de material que encontré por Internet.

—¿En Internet dónde?

Booom, y el edificio se viene abajo. Todo mi dolor y mi angustia expuestos. Me cago en la puta.

Pero mantengamos un ojo en el fin de esta columna, que es escribir 1.000 palabras.

Ayer me quedó claro, a partir de una cierta información que encontré en una fuente indeterminada en Internet, que la ironía consiste en significar lo contrario de lo que se dice mientras que el sarcasmo es malintencionado y busca hacer daño. Esta fue la diferencia que, para mí, marcó la diferencia entre ambas acciones. Hoy, al revisar las acepciones de la RAE, la cosa me queda de nuevo mucho más confusa:

ironía

Del lat. ironīa, y este del gr. εἰρωνεία eirōneía.

1. f. Burla fina y disimulada.

2. f. Tono burlón con que se expresa ironía.

3. f. Expresión que da a entender algo contrario o diferente de lo que se dice, generalmente como burla disimulada.

Así, la ironía está relacionada con la burla. Si la burla está destinada a hacer daño o no, eso es algo acerca de lo que podemos debatir.

Ahora:

sarcasmo

Del lat. tardío sarcasmus, y este del gr. σαρκασμός sarkasmós.

1. m. Burla sangrienta, ironía mordaz y cruel con que se ofende o maltrata a alguien o algo.

Así, en el sarcasmo se pretende hacer daño.

Hace cosa de un año descubrí, aprendiendo acerca de las emociones, que el sarcasmo viene de la ira. Eso me sorprendió mucho.

Me llevó todavía algo más descubrir que la ira es una emoción defensiva. Atacamos cuando nos sentimos atacados. Atacamos para defendernos. Así, el sarcasmo es un ataque que viene del sentirse atacado. Tiene sentido: ofende quien se siente ofendido. Se recibe lo mismo que se emite. Se recibe lo que se da. Aquí me pondría filosófico y hablaría de leyes universales y patatín patatán pero, para qué.

Habiendo desfacido este entuerto, por lo menos habiéndolo aclarado ligeramente y conociendo incluso la fuente de la que hemos obtenido la información, vamos con la siguiente zona en obras: ¿Cómo se diferencian la honestidad y la sinceridad? Recurramos de nuevo a la RAE:

honestidad

Del lat. vulg. honestĭtas, -ātis.

1. f. Cualidad de honesto.

Busquemos entonces honesto:

honesto, ta

Del lat. honestus.

1. adj. Decente o decoroso.

2. adj. Recatado, pudoroso.

3. adj. Razonable, justo.

4. adj. Probo, recto, honrado.

Iteremos para encontrar suelo firme:

honrado, da

Del part. de honrar; lat. honorātus.

1. adj. Que procede con honradez.

2. adj. Ejecutado honrosamente.

Iteremos una vez más:

honradez

De honrado.

1. f. Rectitud de ánimo, integridad en el obrar.

Y otra vez:

integridad

Del lat. integrĭtas, -ātis.

1. f. Cualidad de íntegro.

E íntegro dirige a integrar:

integrar 

Del lat. integrāre ‘renovar’, ‘completar’.

1. tr. Dicho de diversas personas o cosas: Constituir un todo. El equipo lo integran once jugadores.

2. tr. Completar un todo con las partes que faltaban.

3. tr. Hacer que alguien o algo pase a formar parte de un todo. U. t. c. prnl.

4. tr. comprender (‖ contener). La coalición ganadora integraba liberales y socialistas.

5. tr. Aunar, fusionar dos o más conceptos, corrientes, etc., divergentes entre sí, en una sola que las sintetice. El nuevo enfoque integra las dos teorías anteriores.

6. tr. Mat. Determinar por el cálculo una expresión a partir de otra que representa su derivada.

Con todo esto… ¿qué demonios significa honestidad? No me extraña que tengamos tantas dificultades para ser honestos.

¿Cómo lo hacemos?

Tal vez honesto se refiera a íntegro, e íntegro se refiera a que mantiene su integridad, tanto psicológica como física. Tal vez por eso la mentira esté relacionada con el mal, a su vez con el dolor, a su vez con la pérdida de esa integridad. En fin, en cualquier caso resulta interesante.

¿Y qué significa entonces sinceridad? Esto es lo complicado de las ideas, que cada uno tiene sus propias variaciones de las mismas. Una imagen vale mil palabras, pero a menudo una palabra vale mil imágenes.

sinceridad

Del lat. sincerĭtas, -ātis, der. de sincērus ‘intacto, puro’, ‘sincero’.

1. f. Sencillez, veracidad, modo de expresarse o de comportarse libre de fingimiento.

Veraz, libre de fingimiento.

Me encanta. Me quedo con la sinceridad.

Eso sí, si fuera sincero a partir de hoy, mi mundo se vendría abajo rápidamente. Pero sí que puedo empezar a construir sinceridad a partir de hoy mismo, un poquito cada día, haciendo elecciones en mis actos en esa dirección.

veraz

Del lat. verax, -ācis.

1. adj. Que dice, usa o profesa siempre la verdad.

Grandioso.

Libre de fingimiento. ¡Quién pudiera!

¿Cómo lo hago?

No comments
3

#honestidad#íntegro#ironía#sarcasmo#sinceridad#veraz

Respuestas

  1. Elena - 29 de agosto de 2020 @ 10:05

    Pues a mi me parece que eres bastante sincero contigo mismo. Así que sincero y honesto son primos hermanos, ser honesto lo veo más complicado jejej

    • Javier - 29 de agosto de 2020 @ 12:47

      Gracias por apreciarlo, Elena.

Deja una respuesta

Tu direción de email permanecerá oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).