Lunes, el día de El Sentido de la Vida.

Pruebo un título largo para ver cómo queda, aunque estoy pensando en cambiar la plantilla. Enumero las razones en un segundo párrafo, pues seguramente quedaría feo hacer una lista en este primero, con la enorme letra de inicio. Hoy es lunes, en minúscula.

Estoy pensando en cambiar la plantilla por dos razones, y aquí vamos a probar el formato de lista:

  • Ayer respondí a los primeros comentarios, dos, y tuve dificultades para responder a cada uno de ellos individualmente; tanto que terminé respondiendo a los dos en uno. Esto es para mí inaceptable, y es posible que el problema esté en la plantilla. También podría ser que el problema estuviera en la parte entre el monitor y el teclado (yo).
  • Echo de menos una columna lateral en la que poder añadir cosas. En la plantilla actual sólo se pueden poner cosas en la parte inferior, así que hay que descender hasta el final para encontrar elementos como los comentarios recientes. Siendo que quiero que los comentarios sean una parte fundamental de la página, quiero que tengan un lugar prominente.

Es una lástima, porque la plantilla actual tiene muy buen aspecto y queda limpia y bonita. Me gusta mucho el tipo de letra. Una solución intermedia pasaría por añadir una columna lateral a la plantilla, pero eso ahora mismo supera mis habilidades. Tal vez con un poco de investigación…

Hoy es lunes, el día oficial de El Sentido de la Vida. Digo esto porque antaño escribía solamente una columna semanal y la publicaba los lunes. Esto hacía los lunes mucho más llevaderos. El lunes, ese día infernal por excelencia.

¿Cómo hacerse los lunes mucho más llevaderos? Probablemente la solución pasa por levantarse durante el fin de semana a la misma hora que entre semana. Así el lunes no es nada especial en ese sentido, sino sólo un día más en el que levantarse a la misma hora. Otra posible solución, o más bien una contribución a la misma, es tener un trabajo que uno pueda disfrutar. Pero eso no es “gratis”; eso hay que ganárselo. Hay que pagar un precio por ello, como cualquier otra cosa en la vida.

En fin, al margen de elucubraciones metafísicas, también es lunes para mí, y me he levantado con la barriga pachucha, seguramente ante la visión de las tareas de la Bundesagentur für Arbeit ante mí, las tareas del INEM. Además de eso, hoy tengo terapia a media tarde. Tal vez sea un buen tema el cómo hacerme estas tareas mucho más llevaderas.

Cada vez que tengo que rehacer el currículum me ocurre lo mismo: siento un asco tremendo. Tengo una gran cantidad de angustia asociada al trabajo, y mi currículum representa una lista detallada y cronológica de los momentos más angustiosos de mi vida, los cuales no fueron momentos sino que duraron años. Cada vez que tengo que regresar e ir a través de cada uno de los trabajos siento ganas de vomitar. De ahí que continúe postergando la realización de estas tareas. Pero en algún momento tendré que entrarles al trapo.

Y es absurdo. Podría ponerme hoy a saco y quitármelo de en medio. Podría ponerme y dejarlo detrás de mí. Y sin embargo aquí estoy, dándole patadas en mi futuro hacia la distancia. “El lunes”, me digo. Pero llega el lunes y le doy otra patada: “Lo haré mañana”, y le doy otra patada. Como un balón de porquería, como una bola de mierda, va dando vueltas delante de mí todo el día, interfiriendo con todo lo que hago, sirviendo como recordatorio de la angustia que sentí en mi pasado y de mi incapacidad para cumplir la tarea y, pero todavía, cumplir lo que me propongo. Nunca se va a hacer más pequeño. Nunca va a desaparecer. Nunca se va a hacer más asequible. Solamente se va a hacer más grande, más presente, más asqueroso. E incluso así quedo con la pregunta de “¿Lo voy a hacer hoy o qué?”. Interesante dilema.

Con esto ya llevo más de la mitad de las páginas matutinas de hoy. Al menos esto sí que lo cumplo. Más me vale darme cuenta y celebrarlo.

El fin de semana se lo pasó lloviendo. Hoy tenemos una máxima anunciada de 17 grados. No se siente en absoluto que el verano está llegando.

Para hoy tengo algunas tareas: completar mi currículum en el INEM alemán (glup), devolver botellas vacías de cerveza a la tienda de bebidas…

Tengo más tareas, pero quiero hacer un breve inciso aquí para comentar dos puntos.

One: En Alemania existen las tiendas de bebidas. Aquí se bebe cerveza en cantidades surrealistas, aunque qué decir de España. Además, este es uno de los países más verdes de Europa y además del mundo. Esto hace que el cristal se recicle religiosamente. La manera más adecuada y efectiva de llevarlo a cabo es mediante los Getränkeladen o tiendas de bebidas, donde venden por ejemplo las cervezas en cajas de veinte unidades y además aceptan las botellas de vuelta. Yo tengo una caja de Weissbier (cerveza de trigo) en casa, y además tengo un montón de botellines vacíos en un rincón esperando a ser devueltos a la tienda. Estaría fenomenal que por fin llevara hoy a cabo esta tarea.

Two: La frase “Mis tareas para hoy consisten en completar mi currículum en el INEM y en devolver las botellas de cerveza vacías a la tienda de bebidas” me suena fatal. Pero vamos; recontramal. Me hace sentir como si fuera Homer Simpson. Me hace sentir como el español de las estadísticas. Me hace sentir vergüenza haber escrito algo así. Pero es verdad, y lo que sí que he aprendido es que la verdad va por delante. También me conviene darme cuenta de esto último, valorarlo y celebrarlo.

Tengo mucho trabajo por hacer. Tal vez soy un dibujo de la media ciudadana. Tal vez ni siquiera eso. Aquí estoy, recién despedido, completando mi currículum en el INEM y devolviendo botellines de cerveza vacíos a la tienda, que ni siquiera son botellines sino que son botellones, pues la cerveza aquí se trasiega generalmente en unidades de medio litro. En fin, mucha vergüenza, pero aceptando la verdad, que es el primer paso.

Así que mira, menudo lunes, haciendo limpieza o más bien inventario de conciencia. Podría ser mucho peor, por supuesto. Dejaré a la imaginación del lector el cómo, pues ya me he dado bastante para ser primera hora de lunes. Lo que es cierto es que tengo mucha faena por delante para llegar a donde quiero estar.

1

#cerveza#INEM#tareas#vergüenza

Deja una respuesta

Tu direción de email permanecerá oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).