Las vacunas de estraperlo

Hoy me vacuno. En hora y cuarto estaré arremangándome. La verdad es que estoy algo emocionado, después de haber vivido este año y medio de pandemia.

Lo cierto es que la humanidad ha respondido con celeridad al reto. Teniendo en cuenta lo que antes se tardaba en desarrollar estas cosas, el covid nos ha dado la oportunidad de acelerar el proceso y acortar los plazos. Y eso de que alguien como yo, que ni pincha ni corta en todo esto, hoy se pueda vacunar, así, por la cara casi, pues es cosa para dar las gracias. Así que gracias.

Y, además de eso, acaban de llamar también a Daniela de la pediatra para vacunarse también. ¡Fenomenal!

Con ella hemos estado indecisos, pues está dando de mamar. ¿Le conviene? ¿No le conviene? ¿Qué pasa con el Luqui? La opinión médica tampoco es unánime, pero al final hemos decidido que se vacune. Los anticuerpos deberían fluir hasta el Luqui a través de la leche materna e inmunizarle también apropiadamente.

Hace un par de semanas, sin embargo, tuvimos otro dilema: las vacunas de estraperlo.

Daniela me habló de que una amiga le había mencionado una consulta donde vacunaban a la gente… pagando.

¿Pagando? ¿Es eso legal?

Pues no lo sé.

Para principios de agosto tenemos previsto volar a España para pasar allí un par de meses, como sabéis, y queríamos marcharnos ya vacunados para facilitarnos el proceso y poder irnos más tranquilos. Pese a estar en sendas listas de espera, seguíamos a la ídem y sin noticias, así que pedimos cita para vacunarnos… pagando.

¿Pagando cuánto?

74 euros por nariz y por pinchazo.

Sí, queridos amigos.

Me imagina bajando unos escalones y tocando la puerta metálica con los nudillos. Con un estirado chasquido, se abre una trampilla en la parte superior y aparecen unos ojos:

—¿Santo y seña? —pregunta una voz.

—El perro de San Roque no tiene rabo, porque Ramón Rodriguez se lo ha cortado.

La trampilla se cierra de nuevo con el mismo sonido. La puerta se abre. Entramos cargando al Luqui.

Sí, un poco shady. ¿Es ético? Probablemente no.

Afortunadamente, en los últimos días, primero a mí y luego a Daniela, nos han ido llamando a través de los cauces convencionales. A mí la semana pasada y a Daniela esta misma mañana, horas antes de ir a la consulta shady. Qué bien, oiga. Gracias.

¿Qué opináis del asunto? ¿Conocéis algo similar?

0

#covid#vacunas

Contribuciones:

  1. Manuel - 19 de junio de 2021 @ 11:36

    Aquí en España no sería legal, ya que se ha nacionalizado la distribución de vacunas, lo que por un lado me parece bien (todo el mundo tendrá derecho a una antes o después) y por otro mal (si habiendo mercado libre para comprarla puedes hacerlo pagando por ello no me parece mal).

    Algunas personas dirían que eso favorece a las clases pudientes, otros que es injusto, otros incluso que si ellos pagan por una vacuna el gobierno debería descontar su parte… estoy bastante cansado de leer en Twitter, escuchar en la radio, o tener este tipo de discusiones.

    Desde mi posición privilegiada, a saber, un buen puesto de trabajo y capacidad para, no derrochando el dinero, darme un capricho de vez en cuando, si vendieran una vacuna, seguramente la adquiriría, para mí y para mi familia. Incluso mi jefe ha comentado varias veces que la empresa estaría dispuesta a pagar por la vacuna para los trabajadores y su familia directa (al final es un inversión en la salud de sus trabajadores)

    Sinceramente, después del esfuerzo de mis padres por darme la mejor educación posible, mi esfuerzo por formarme y conseguir avanzar en el mercado laboral hasta la posición en la que me encuentro puedo decir que creo en la solidaridad del sistema, entiendo que aunque no he pisado en mi vida la Seguridad Social, y siempre he acudido al seguro médico privado, soy feliz de pagar el tratamiento en ella a quien lo necesite, y si yo me comprase una vacuna, no por ello vería con malos ojos que mis impuestos pagaran otra vez por la mía (seguro que hay alguien, incluso ahora que el ritmo parece que es bueno, que la necesita más que yo)

    Aunque trabajo para una empresa Alemana, no se cómo es la política allí. Por lo que todo mi discurso no creo que te sirva de mucho más allá de leerme y conocer mi opinión sobre la socialización de los servicios médicos.

    Dato curioso, mientras leía la entrada, el bot de Telegram que instalé me avisó que ya puedo pedir cita, así que será lo siguiente que haga cuando termine de escribir.

    ¡Espero que todo vaya bien con vuestras vacunas.!

    • Javier - 20 de junio de 2021 @ 09:13

      Gracias por haber compartido aquí algunas de tus ideas 🙂

      ¡Que te vaya bien con las vacunas a ti también!

      De momento no he tenido el más mínimo efecto adverso, y han pasado ya tres días.

Deja una respuesta

Tu direción de email estará oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.