La página en blanco

Hoy estoy en blanco. Verdaderamente en blanco. Normalmente, cuando me siento a escribir, tengo al menos una idea de lo que voy a contar. Sin embargo, hoy, estoy en blanco. Este va a ser un ejercicio especialmente interesante. Aunque noto que tengo cosas que contar, mi cabeza está completamente vacía. Este es un cambio ciertamente estimulante.

Pero en seguida encuentro algo que contar, algo importante: ayer tuve entrevista de trabajo. Linux support.

La verdad es que pasé el día algo revuelto, algo nervioso. Suele ser así en entrevistas de trabajo. En esta ocasión estaba nervioso. Como la entrevista fue a las 15 horas, tuve todas las horas anteriores para estar nervioso. ¿Por qué estaba nervioso?

Una de las razones es que estoy buscando un puesto de trabajo a media jornada, algo que complemente el desarrollo de este sitio y del negocio que estoy en proceso de crear aquí. Quiero un trabajo tranquilo y relajado que pueda disfrutar mientras hago crecer este sitio y adquiero experiencia profesional. Así, para poder ir poniendo atención y energía en ESDLV, quiero algo que hacer a media jornada en paralelo que me permita pagar una buena parte de las facturas. Y aquí viene el primer escollo: esta gente ignoraba esto. Esto me hacía sentir inquieto. Sentía que les estaba ocultando algo.

La segunda razón principal es que me parecía que mis habilidades se iban a quedar cortas para el puesto. Se trataba de un puesto de soporte de Linux. Yo tengo mucha experiencia con Linux, pero siempre a nivel personal. En la actualidad le pido al ordenador que funcione. La última vez que instalé Linux la tarjeta de red inalámbrica me dio problemas. Esto para mí es inaceptable. Bienvenido Windows. No sé, no es la mejor actitud, según San Javier, para entrar en un puesto de trabajo como ese, sino una actitud mediocre.

La tercera razón la podemos describir como falta de alineación con mis propósitos. Si entro a trabajar como Linux supporter… ¿cómo me ayuda eso a seguir avanzando en la dirección en la que lo estoy haciendo? Para ofrecer contraste en este punto y ayudar a la comprensión, mencionar que estoy interesado en solicitar trabajo en una empresa que se llama Coma, que se dedica al marketing digital y a la creación de sitios web con Typo3 y que tiene sede en Múnich y en Valencia. Eso está alineado conmigo de varias maneras diferentes, y si entrara a trabajar allí sentiría que estoy avanzando más rápidamente hacia donde quiero ir. Si todavía no he presentado la solicitud es, simple y llanamente, porque tengo miedo de que me rechacen. Prefiero encantarme con la idea que arriesgarme a reventar la burbuja. Es triste, pero al menos sé exactamente lo que es, y eso vale mucho.

El caso es que ayer, a las 15 horas en punto, me conecté a la videoconferencia mediante el enlace que me dieron para hacer la entrevista del puesto de Linux support. Fue agradable. Estuve hablando con la mujer que se encargaba del reclutamiento y con el que sería mi jefe. Fue un ambiente curioso, cada uno hablando desde su casa. Estos tiempos de Coronavirus igualan un poco las cosas.

La entrevista duró unos 25 minutos de la hora que estaba prevista, y se torció cuando el hombre empezó a dar detalles acerca del trabajo.

Primero: el contacto con el cliente se realiza a través del sistema de tickets y mediante email.

No, yo necesito hablar con la gente. Me niego a pasarme el día detrás de una pantalla, sin poder hablar con nadie y enviando emails a gente que no me importa para cosas que no me importan. No.

Segundo: Se trabaja en turnos: una semana en el turno de la mañana y otra semana en el turno de la noche. Se trabaja un fin de semana cada dos meses y, de igual manera, los días de fiesta pueden saltar por los aires. Estos días se compensan.

Me da igual; la respuesta es “No”. Necesito estabilidad. Necesito una rutina. Estoy terminando la terapia y ya he terminado con el grupo de estabilización, pero necesito más estabilidad. Ir reajustándome continuamente de una semana a la otra, oscilando entre horarios, puede ser letal para mí. No. Necesito cuidarme a toda costa.

Ese fue el momento en el que pregunté si sería posible trabajar a media jornada. Les expliqué mi situación y el por qué quería solamente un trabajo a media jornada.

Me dijeron que no era posible, y que si para mí ese era un criterio de rotura de las negociaciones, entonces carecía de sentido que siguiéramos adelante, con lo cual coincidí. Nos acompasamos un poco emocionalmente y nos despedimos amigablemente. Me recordaron que, si me interesaba por algún otro puesto en la empresa, podía presentar una solicitud. Les di las gracias.

Me sentí bien. Me sentí bien de ser consecuente conmigo mismo y con mis propias decisiones. Me sentí congruente e íntegro, y eso se sintió muy bien. Sentí que me respetaba.

Me vengo dando cuenta desde algunas semanas de que voy a tener que demostrar, a mí mismo y a otros, que de verdad quiero lo que quiero; que quiero hacer crecer ESDLV y prestar mis propios servicios, que quiero dedicarle tiempo y energía a este proyecto y que estoy comprometido conmigo mismo y con vosotros. Y esta ha sido una de esas ocasiones en las que he tenido que renunciar a algo para fortalecer ese compromiso. Quiero trabajar en ESDLV y llevarlo hacia adelante, y ya veremos qué puertas se me abren y adónde me lleva, pero es un viaje emocionante para mí y que quiero realizar. Esta entrevista me sirvió, entre otras cosas, para tener esto todavía más claro.

Gran parte de mi “jornada laboral” la paso delante del ordenador. Escribo estas páginas, aprendo acerca de marketing digital, hago más ajustes en el sitio. También desperdicio mucho tiempo, es cierto. Pero lo que quiero decir es que esto me importa, que quienes leéis lo que escribo sois importantes para mí y que estas cosas hacen para mí una diferencia importante, algo que me permite levantarme ilusionado por las mañanas y pasar muchas horas aquí delante, trabajando en esto y disfrutándolo. Y lo que sea que me haga avanzar en esto, entonces viene conmigo. Lo que me obstaculice, eso se queda en el camino. Y cuanto más rápido mejor.

El grafiti de hoy
4

#aprendizaje#autoconocimiento#compromiso#entrevista#ESDLV#foto#grafiti#proyecto#trabajo

Deja una respuesta

Tu direción de email permanecerá oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).