Ingeniería del espacio… interior

Caray, llevo… ¿cuánto tiempo sin subir una nueva entrada? ¿Una semana? Aprovechando que Daniela se ha marchado un par de horas con el Luqui a un encuentro Madres-Hijos organizado por ella misma y que se va tornando multitudinario, me dispongo a añadir una nueva entrada al blog. Vamos allá.

Comencemos liquidando el título.

El podcast, en su versión exprés, va tomando carrerilla. La verdad es que me lo estoy pasando muy bien.

El formato me permite aprovechar unos minutos mientras estoy cocinando o el Luqui sale al encuentro de Morfeo. Abro la aplicación y me pongo a grabar.

Boluda, el de Marketing Online, siempre dice que nos hagamos un calendario editorial. También lo he leído en otros sitios. ¿De qué hablaré cuándo? ¿Cuál es el programa de publicación?

Bueno, también es importante, antes que eso, tener una consistencia y publicar. Esa puede ser la diferencia entre tener un podcast o un blog y no. Y para empezar, qué mejor que ponérselo fácil.

Pero hasta ahora no había encontrado algo así como una línea editorial, o tal vez sí, pero no explícita.

En los últimos capítulos del podcast ha ido surgiendo una línea editorial; esto es, algunos temas de los que quiero hablar. Algo así como categorías. Ahora mismo hay tres asuntos recurrentes: Fórmula 1, seres humanos y tecnología.

De Fórmula 1 estamos siguiendo la temporada, haciendo previos y análisis de la carrera, como sugirió SinnerBOFH, así como algún episodio especial como el que tengo preparado para mañana, en el que hablaré de por qué no me gustan los fines de semana con clasificación al sprint.

De seres humanos, he hecho algunos capítulos de PNL y hoy una especie de introducción a la mente que me ha gustado mucho, pues me ha recordado el largo camino que he recorrido desde que hace más de diez años hiciera mi primera meditación y me cagara en los pantalones del susto, metafóricamente.

Y de tecnología, pues he empezado una serie acerca de la realidad virtual, que es algo que me flipa.

Y es interesante que, a medida que voy grabando, se me van ocurrendo otras cosas relacionadas acerca de las que puedo hablar y, cuando acabo el episodio, las anoto en una lista. Luego las organizo y voy tirando de ahí. Aquí os invito ahora, una vez más, a sugerir posibles temas, incluso una nueva categoría.

Y llevaba un tiempo buscando un eslogan que dejar fijo y, esta mañana, en la ducha, se me ha ocurrido uno: “Ingeniería del espacio… interior”. Y me gusta mucho. Le da cabida al astronauta, tiene sentido y es ingenioso y divertido, reciclando mis estudios de ingeniería y haciendo un cambio de sistema de coordenadas, guiño guiño. Me pregunto cómo quedaría con una transformada de Fourier…

Así que contento, aunque con mis crisis de Uncrunching. La última ayer, y de las gordas.

El núcleo del Big Crunch se siente con muchas capas. El retorcimiento general de la columna vertebral sigue disminuyendo, lo cual sigue reduciendo el estiramiento de todos mis músculos y órganos internos repercutiendo en una mayor relajación general. Ahora estoy liberando la garganta, y vaya tela.

Primero me dolía. Me dolía como me ha dolido otras veces, o tal vez más. Me dolía hasta que me saltaron las lágrimas. Y luego me quedé como en un estado de shock de garganta, si algo así tiene sentido. No estaba afónico, pero si tiraba a hablar me salía un hilo de voz bajita. Y la verdad es que se me habían ido las ganas de hablar, así que pasé la tarde en silencio, comunicándome por gestos y con toda la tranquilidad que pude. Hoy todavía siento como si hubiera despertado a mi garganta de un trauma grave, pero por lo menos ya puedo hablar. Además de eso, sigue reduciéndose la tensión. Eso sí, hace un rato, mucha angustia. Tanto por la garganta como por el retorcimiento en la base del cuello, que se refleja en el plexo solar y me proporciona unas náuseas importantes.

Pero oye: esto se mueve, sigo avanzando, sigo recuperándome y, aunque tenga algo de ganas de vomitar, me conviene aprovechar estas dos horas en las que voy a estar solo.

Objetivo: comenzar a crear mi propio negocio.

Sigo dando forma a esta cosa amorfa que es esa idea de crear mi propio negocio. ¿Qué voy a ofrecer? ¿Son servicios o son productos? ¿A quiénes van dirigidos? ¿Qué plazos me doy? ¿Cómo lo anuncio?

Pues vamos a averiguarlo. Digo yo que será como todo, que iterando recursivamente iré disipando las tinieblas y aclarando y dando forma a todo esto.

Me llegó la tarjeta de crédito nueva, así que ya puedo darme de alta a la plataforma de boluda.com y sumergirme en los cientos de cursos para emprendedores y darme cuenta de cuáles son los que más me llaman y por dónde empezar. La verdad es que es excitante, estar así perdido e ir explorando.

He hablado con Daniela y me vamos a hacer un hueco estructurado en nuestro tiempo semanal para que pueda disponer de algunas horas para ir haciendo avanzar esto.

Por otra parte, se viene el rediseño de ESDLV.

Hace cosa de uno o dos meses le hice a Daniela la página web para la asociación que está montando. Es una página sencilla, con unas pocas páginas estáticas y algunas fotos, pero me sirvió para empezar a aprender acerca del Full Site Editing de la última versión de WordPress.

Es relativamente sencillo y funciona bastante bien, aunque, la primera vez en que se lo echa uno a la cara, es muy difícil descubrir dónde está cada cosa y qué corresponde a qué.

Ahora la idea es usar esos conocimientos para hacer un rediseño de ESDLV usando el editor del sitio completo de WP y el diseño visual por bloques, que es el futuro. Quiero hacer un sitio sencillo y funcional.

La idea general consiste en pasar el blog a la trastienda y dejar, en la página principal, una página con mi oferta de valor. Es decir: qué es, específicamente, lo que ofrezco. De momento se me ocurren las sesiones de ingeniería del espacio… interior, la creación de sitios web con WordPress y un servicio de Copywriting. Lo quiero hacer así en plan juguetón y distendido, divirtiéndome y disfrutando del proceso, e ir compartiéndolo con vosotros. La intención es enfocar el diseño del sitio para la oferta de estos servicios, así que habrá que retirar todo lo que distraiga de eso y ponerlo en otro sitio. A la vez, quiero ir compartiendo lo que vaya aprendiendo, como aprender a escribir una oferta de valor, los principios del diseño enfocado al marketing, el cálculo del precio-hora… En fin, esas cosas más farragosas y que echan para atrás. Por lo menos, a mí, me echan para atrás. Pero oye, habrá que hacerlas de todas maneras, así que, si las vamos a hacer, mejor si nos divertimos.

La integración que hice del podcast sigue funcionando exitosamente, creando un nuevo post, automáticamente, para cada nuevo capítulo del podcast que subo a Anchor. Joder, estoy la mar de orgulloso de eso. Estoy deseando tener algo más que programar.

Y lo voy a ir dejando aquí. ¿Preguntas? ¿Sugerencias?

Gracias por estar ahí.

5

#creación#empezar#espacio#ingeniería

Deja una respuesta

Tu direción de email estará oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.